ESTREMECEDOR

"No se suicidó": esta es la verdad de la muerte del joven que conmocionó a los tucumanos

Conocé lo que dijo su padre
sábado, 24 de agosto de 2019 · 10:22

Tucumán.-  Sobre el escritorio de Marquitos todavía están los apuntes de Derecho Administrativo, la materia que el joven debía rendir el martes en la UNSTA. Alumno ejemplar, había estado repasando los apuntes la noche anterior hasta minutos previos al examen. Así lo precisa su padre, el doctor Marcos Aníbal Rougés, en diálogo con eltucumano.com: “Mi hijo tenía que rendir ese día, venía por avenida Sarmiento donde había un control, siguió por Santa Fe y eso fue interpretado por la Policía como si en la maniobra intentara esquivar el mismo. Nunca llegó a rendir y los diarios titularon que se trató de un suicidio. Eso no fue lo que pasó”.

Ese martes el único llamado que esperaba el doctor Rougés era el de su hijo: saber cómo le había ido en el examen. Pero el celular le sonó con el número de una de las abogadas junior de su estudio: “Me habla ella informándome que mi hijo había tenido un accidente. Llamo a la comisaría 1ra y además del accidente me dicen que había un muerto. Cuando veo las fotos efectivamente aparece el vehículo de mi hijo. ‘A la pucha’, pienso. Y voy a la morgue para ver si era mi hijo. Ahí empiezan las cosas raras: no me querían mostrar el cuerpo: ‘Está precintado’, me dijeron. Eso me pareció raro. Lo primero que se hacer es mostrar el cuerpo para hacer el reconocimiento, en este caso para saber si dentro de ese bolso está mi hijo o no”.

Mientras buscaba contactos en su celular para dar inicio a una investigación personal de lo ocurrido, el principal matutino tucumano tituló: “Un automovilista chocó contra un colectivo y luego se disparó en la cabeza”. Minutos después, otro portal digital conocido por replicar casi idénticas las notas de otros medios escribió: “Estupor y misterio por la forma en que se mató un conductor tras un choque”. El hecho impacta en la sociedad tucumana en segundos. Pero al doctor Rougés no le cierran las versiones.

“Marquitos vivía en una cuna de oro, en un barrio cerrado. Fuimos a Disney hace poco. No era depresivo ni tenía vicios. Un chico sano, no era el perfil para nada de un suicida. Tenía una afición personal por las armas de fuego, pero por supuesto tenía la autorización e iba a practicar tiros. Era sumamente cuidadoso en el cuidado de armas. Hacía tiro defensivo, tiro práctico. Su instructor lo llevaba con su hijita de 12 años, para que vean la confianza que tenía en mi hijo”, explica Rougés ante las versiones instaladas de que el automovilista, intentando escapar del control policial, chocó contra un colectivo y puso fin a su vida.

Cuando leí las noticias llegué a pensar que se podría tratar de una equivocación, que en el impacto del choque se hubiera disparado el arma, pero no me cerraba muy mucho. Hay un principio básico en el cuidado de armas que indica que el portador nunca debe llevarla cargada, que tiene que tener puesto el seguro y nunca tenerla apuntada hacia sí mismo. Es un principio básico y Marquitos lo recitaba de memoria”, detalla el padre, molesto con las versiones periodísticas que comenzaron a publicarse.

“Al principio cotejé la posibilidad de que se tratara de un motochorro hasta que empiezo a ver en los diarios un montón de contradicciones. Las primeras versiones que están en La Gaceta hablaban de que no había un control policial, pero luego veo los comentarios contradiciéndolo. ‘¿Por qué están mintiendo?’, me pregunté. Y luego en Contexto dicen en el título que se había suicidado y luego había chocado y en el cuerpo de la noticia al revés, ¿había control o no había control? ¿Era policial o municipal? ¿Se pegó el tiro primero antes de chocar o después de chocar? No me llamó la atención lo de los medios porque estoy acostumbrado a la tergiversación de los diarios. Cuando hay una situación trágica ponen lo primero que le dice la parte interesada sin hacer una investigación”.

Como un padre que no puede dormir hasta que no se conozca la verdad sobre lo que pasó con su hijo, el doctor Rougés asegura: “Marquitos dobló por Santa Fe porque tenía que rendir: eso fue interpretado por la policía como que lo esquivaban. Luego dobló por el pasaje Yrigoyen, un policía lo alcanzó y sin dar la voz de alto le disparó. Con mi hijo ya inconsciente, siguió el auto por inercia y chocó el ómnibus. La misma Policía armó la versión del suicidio, no tengo dudas. Tengo todas las versiones impresas tratando de acomodar los hechos, por eso estuvo seis o siete horas parado el tránsito: estaban cambiando la escena del hecho. La versión de la Policía se frustró porque yo vi el cadáver: tenía restos de granito en la cabeza de balas de goma”.

A la espera de las novedades de las investigaciones sobre la muerte de Marquitos Rougés, la familia lo despidió este jueves en el cementerio de San Agustín. Entre el llanto de los familiares se filtraban comentarios que al doctor Rougés le molestaron sobremanera: “Decían: ‘Pobre Marquitos, ¿qué le habrá pasado?’ ‘¿Por qué tomó esta decisión?’ Se estaban tragando la versión del diario con carozo y todo. Entonces he decidido que me voy a dedicar a buscar Justicia por mi hijo. A este momento lo vivimos con muchísima paz: mi hijo vivió una vida feliz. Su vida es de él, no nuestra. Vivió un tiempo corto, no lo esperado, pero no hay forma de remediarlo. Ayer enterramos a mi hijo, trámites de parcela y un sinfín de hechos más. El lunes me voy a poner en campaña nuevamente. Por nosotros, por Marquitos

El posteo de Marcos Rougués en Facebook

"Muchísimas gracias a la incontable cantidad de gente que nos acompañó a despedir los restos mortales de mí hijo mayor.

Quiero aclarar que Marquitos Rougès murió asesinado de un disparo en la cabeza.

Las primeras noticias luego desmentidas hablaban de una persecución y un suicidio. Luego que se suicidó mientras manejaba. Luego que tuvo un choque mínimo sin consecuencias y por eso se suicidó.

La primera versión tiene algo de verdad. Lo persiguieron y lo mató alguien de un disparo en la cabeza en el Pasaje Irigoyen mientras conducía. Por eso el auto lentamente entró a la avenida Sarmiento sin intentar maniobrar y chocó contra un colectivo, por suerte sin daños a terceros.

Todas las otras son versiones totalmente inverosímiles. Marquitos era un chico sano y feliz, y estaba apurado yendo a rendir examen en la Facultad.

Quieren fingir un suicidio, lo que me hace sospechar de todos. Espero que no hagan una cadena de encubrimientos para proteger a un asesino para que siga matando. Espero que la Verdad salga a la luz.

Lo pongo en mi Facebook porque esta gentuza no se conforma con haber arruinado el futuro de Marquitos y quiere arruinar también su memoria.

Por favor copien y peguen mi texto porque veo que si no aparece compartida la noticia pelada. Muchas gracias!"

ttps://www.lagaceta.com.ar/nota/815923/actualidad/automovilista-choco-contra-colectivo-luego-se-disparo-cabeza.html

FOTO LA GACETA / JUAN PABLO SÁNCHEZ NOLI

Fotos La Gaceta: Juan Pablo Sanchez Noli

 

Más de

Valorar noticia

14%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
71%
Tristeza
14%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias