ARGENTINA: En el marco del juicio por delitos de lesa humanidad perpetrados en la última dictadura militar, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani prestó declaración.

Milani inició explicando la conformación del Ejército Argentino en aquella época, para que "el Tribunal se dé cuenta de la función, la misión y el alcance que tenía un subteniente de 21 años en un brigada. Nosotros recibimos las órdenes a través de oficiales de operaciones y los jefe de compañía".

Mirá también

Por otro lado, recordó que en el primer hecho del que se lo acusa, él estaba de oficial de servicio, y "nunca jamás podría haber dejado el servicio en horas de la madrugada para salir a hacer semejante operativo".

"¿Podía el subteniente Milani ordenarle a Gendarmería nacional, a la Policía de la provincia, al jefe de la cárcel que aloje un detenido porque a mí se me ocurrió? Evidentemente esto es imposible", argumentó.

Además el ex Jefe del Ejército expresó que "tengo un profundo respeto por todas las víctimas del gobierno militar, y tienen toda mi solidaridad porque sé lo que ha pasado, los desaparecidos, las torturas, los tormentos. Le quiero expresar mi solidaridad a la familia Olivera ahora".

Asimismo afirmó que "nunca en mi vida torturé, maté, secuestré, ni privé de la libertad a nadie; ni cometí ningún acto que podría ser considerado violatorio de los derechos humanos. Mis antecedentes familiares, ideológicos, personales, mi vida, mi sacrificio en el Ejército, y mi lealtad con el pueblo y los soldados lo demuestran".

"Nunca jamás en mi vida hice un procedimiento nocturno con soldados en forma violenta. Yo no tenía cara de nazi. No era mi perfil", puntualizó el ex jefe de Ejército.

Milani, junto a otros 12 imputados, es juzgado por el secuestro y las torturas que sufrieron durante la última dictadura Pedro Olivera y su hijo Ramón.