ARGENTINA.- El 20 de junio de 1820 entregaba su alma a los brazos del Creador el general Manuel Belgrano, considerado autor de la insignia patria. En conmemoración de este hecho se reconoce la fecha como Día de la Bandera, instaurado como feriado nacional desde que el presidente Roberto Marcelino Ortiz lo decretara por Ley 12361 del 8 de junio de 1938, aprobada por el Congreso de la Nación.

¿Cuál es la fecha de creación de la bandera argentina?

Mirá también

Los historiadores consideran el 27 de febrero de 1812 como la fecha de creación de la enseña patria, durante los vericuetos que atravesaba la simiente de un país, en ese momento las Provincias Unidas del Río de la Plata, en pos de lograr su independencia de España.

Fue en 1812 cuando las tropas comandadas por Manuel Belgrano comenzaron a usar la escarapela de dos colores (azul-celeste) y blanco, emblema adoptado por los patriotas que adherían al movimiento del 25 de mayo de 1810. El 13 de febrero de 1812 el general Belgrano propone al gobierno que los soldados usaran la escarapela celeste y blanca, adoptándola diez días más tarde como consecuencia de que la Junta declarara abolida la escarapela roja, color que también identificaba a los realistas, o sea a los partidarios del régimen peninsular.

¿Cuál fue el motivo por el cual Belgrano eligió los colores celeste y blanco?

Algunas corrientes sostienen que Manuel Belgrano se inspiró en los colores blanco y celeste del cielo, otras que lo hizo tomando como referencia algunas advocaciones de la Virgen María y otras sostienen que se deben a la casa de Borbón y a la Orden de Carlos III, cuyo emblema lleva los colores celeste y blanco.

¿Qué valor tiene la famosa bandera de Macha?

Se denomina así a la bandera encontrada en la localidad de Macha, cercana a Potosí, Bolivia, escondida en una iglesia para que no fuera encontrada por las tropas realistas. Este hecho se suscitó por la derrota de Vilcapugio, donde un Belgrano a prueba de todo, y luego de la racha de victorias que lo venía antecediendo, sufre este revés unido a la pérdida de provisiones, heridos en cantidad y sobre todo el ánimo alicaído de los soldados.