ARGENTINA.- Durante la jornada de jueves, José López pidió su absolución en el juicio por enriquecimiento ilícito, en el cual la fiscalía y la querella de la Oficina Anticorrupción, solicitaron su condena a seis años de prisión.

En ese marco, Pamela Bisserier, defensora oficial del ex secretario de la Obra Publica kirchnerista, afirmó que "los casi nueve millones de dólares que fueron encontrados en los bolsos que López llevó al convento de General Madariaga en junio de 2016, no eran del ex funcionario". Y pese a que no fue la versión que dio en el juicio oral, sino como arrepentido en la causa de los cuadernos, la defensa insistió en que ese dinero había sido entregado por el entonces secretario de Cristina Kirchner Fabián Gutiérrez.

Mirá también

Por otro lado, Bisserier dijo que su defendido se vio forzado a manejar ese dinero, porque Gutiérrez era una persona violenta que había tenido causas penales.

En su momento, José López explicó que Gutiérrez le pidió como favor mover plata que era de Daniel Muñoz, ex secretario de Néstor Kirchner. Además declaró que el teléfono que usó lo tiró al río, y que hasta el convento lo acompañaron un auto y una moto. Por su parte, en la causa cuadernos, Gutiérrez había desmentido a López y atribuyó esa acusación a una pelea que ambos habían tenido años antes.

Además de López, en el juicio están acusados también María Amalia Díaz, ex esposa de López para quien pidieron una pena de cuatro años de prisión la OA, y un año y medio la Fiscalía; los empresarios Andrés Galera,tres años y tres años y medio; Eduardo Gutiérrez, dos años y ocho meses, y tres años y medio; y Carlos Gianni, tres años, y tres años y medio. A todos se los señala como testaferros o prestanombres de López.

También son juzgados Artemio Marconi, quien intervino en la compra del edificio de Las Heras y para quien el Fiscal pidió una condena de un año de prisión, y la monja Inés Aparicio, una de las religiosas del convento que ayudó a López a ingresar los bolsos con dinero.