ARGENTINA.- Guardados en un hangar, pendientes de reparación y olvidados. Los aviones del empresario Lázaro Báez, preso por la Ruta del dinero K, tendrán un nuevo dueño dentro de poco, ya que el Tribunal Oral Federal (TOF) 4 autorizó al Estado Nacional a subastar ambos.

La decisión del TOF que juzga a Báez por lavado de dinero -causa por la que está detenido desde hace casi tres años- estuvo basada en que, con el paso del tiempo, los aviones continúan perdiendo valor y en que la reparación para poder utilizarlos demandaría 350 mil dólares.

Mirá también

El pedido de subastar los aviones había sido formulado por el fiscal Abel Córdoba y fue finalmente aceptado por los jueces que integran el TOF 4. La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) comenzará con el proceso de subasta pública, que en principio se haría a través de Internet.

Las aeronaves que serán subastadas son un LearJet 35A (LV-BPL), que permanece bajo guarda judicial del ministerio de Seguridad, y un Rockwell Turbo Commander 690B, que quedó bajo la custodia de la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil (Jiaac).

Ambas se encuentran fuera de operación debido a problemas técnicos: los costos de reparación ascienden a casi 350 mil dólares. El valor de venta, según las primeras tasaciones, sería de 1.300.000 dólares por los dos aviones. Una vez que la AABE concrete la operación, tendrá que informar y hacer público los valores finales.

Ramón Lanús on Twitter

Báez está detenido desde hace casi tres años. Su captura fue dispuesta primero por el juez federal Sebastián Casanello y luego por el TOF 4 en la causa por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.