ARGENTINA.- Mauricio Macri consiguió del Fondo Monetario todo lo que solicitó. Desde un paquete de urgencia para amortiguar los impactos de la depreciación del peso y crisis de balanza de pagos en mayo de 2018, pasando por el adelantamiento de la mayor parte de los fondos en su gestión y, más acá en el tiempo, el permiso del organismo para que el Tesoro venda US$ 9.600 millones hasta fin de año vía subastas diarias con el objetivo de calmar el mercado durante la campaña.

Clarín consultó a especialistas que conocen el funcionamiento del Fondo y la dinámica argentina. ¿Podría esperarse un gesto más del FMI? ¿Cuenta el país con más margen?¿Por qué este apoyo?

Mirá también

Héctor Torres, ex representante argentino en el Fondo y hoy en la Organización Mundial de Comercio, cree que la posibilidad de un nuevo apoyo “dependerá de la performance económica del país”. El FMI, dice, podría “perdonar” si no se cumple a rajatabla alguna de las metas firmadas en el stand by. “Si el déficit cero se excede por poco, eso podría merecer un waiver; sin embargo existen límites”. Torres recuerda que “estamos en un año muy sensible políticamente y el Fondo va a tratar de no aparecer como interviniendo en el proceso. Un apoyo muy claro a Macri podría ser malo tanto para el Gobierno como para la relación del FMI con Argentina”. Torres integró el directorio del FMI en tres períodos, dos de ellos representando al país (2004-2008 y 2016-marzo 2017).

Claudio Loser, ex director del Departamento del Hemisferio Occidental de 1996 a 2002, comparte la visión de Torres. “El organismo aprobaría desviaciones pequeñas de las metas pactadas para este año. Pero si solicita un adelanto de desembolsos, el Board no tendría mucho margen para dar okay a algo así. Muchos representantes de país podrían esgrimir que el organismo estaría apoyando a un gobierno y no al país”.

El plan del FMI prevé desembolsos en 2018-2019 por el 90% del monto total. En 2020, unos US$ 3.900 millones.

El economista jefe de un banco importante trazó un escenario que eventualmente enfrentaría Argentina: el Tesoro vende los US$ 9.600 millones y se queda sin divisas para pagar las Letes el año próximo. ¿Podría el FMI adelantar los desembolsos del 2020? Difícil, dicen Torres y Loser.

Un informe de la consultora Quantum que dirige el ex secretario de Finanzas Daniel Marx calcula que los US$ 9.600 millones provenientes del FMI serían “insuficientes” si hay una corrida o, como los economistas denominan, stress cambiario. Si bien señala que aumentará la oferta de divisas en los próximos meses -básicamente por la estacionalidad de las exportaciones-, “el equilibrio cambiario en 2019 seguirá siendo delicado, más allá de lo recientemente anunciado”. Para el ex funcionario quedan aún varios interrogantes tras el anuncio de la semana del ministro Dujovne. “¿Qué pasa si no venden US$ 60 millones en el día? ¿se acumulan?”.

El 8 de mayo de 2018 Macri comunicó que recurriría al FMI. Al mes siguiente, el Directorio aprobó un paquete récord de US$ 50.000 millones. En agosto del mismo año, en medio de una corrida severa, el Presidente solicitó un adelanto mayor al organismo. El Board dio luz verde al pedido y a un programa nuevo. Esta semana, el staff aprobó el mecanismo para utilizar las divisas previstas.

El organismo mostró apoyo a la Argentina tanto a nivel técnico como político. El staff no tuvo reparos en cambiar aspectos del plan como cuando el Tesoro planteó que no iba a poder fondearse en el mercado para mejorar la hoja del balance del BCRA. Hace una década el FMI hizo una revisión y auditoría sobre el manejo del caso argentino en la crisis 2001 que causó daño a la reputación del organismo. No se quiere repetir errores.

En lo que hace a la cuestión política, el ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen lo pone así. “Acá no hay relación con el FMI, Trump tiene una relación personal con Macri y EE.UU. fue muy generoso con la Argentina”. La diputada Fernanda Vallejos (FPV-PJ) plantea en un informe que “la subasta de dólares viola el convenio constitutivo del FMI”. ¿Acaso se le pudo haber pasado algo así a la oficina legal del organismo?. Nielsen se pregunta: “¿El Fondo Monetario seguirá apoyando así? No lo sabemos. Si Cristina es la Presidenta será diferente”.

Por Ezequiel Burgos para Clarín