ARGENTINA.- El primer juicio a la ex presidenta Cristina Kirchner comenzará el próximo martes..

El debate tendrá lugar en la  Sala AMIA, la más grande de Comodoro Py.

Mirá también

La acusación

El caso lo llevaron adelante el juez Julián Ercolini y el fiscal Gerardo Pollicita. Está imputada por: "existencia y funcionamiento de una asociación ilícita de carácter estable y permanente ideada con motivo de un acuerdo de voluntades entre los ex presidentes de la Nación Néstor Kirchner, y Cristina Fernández, ex funcionarios públicos de distintas agencias estatales y otras personas de su extrema confianza, montada en base a una división de roles, definidos y estratégicos dentro y fuera de la estructura administrativa del Estado y sostenida ininterrumpidamente a lo largo de más de 12 años destinada a cometer múltiples delitos, para sustraer y apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de millonarios fondos públicos".

"Entre otros planes delictivos, escogieron la obra pública vial como uno de los medios propicios para obtener el dinero del tesoro nacional; convirtieron en empresario de la construcción a Lázaro Báez a quien habrían de enriquecer a lo largo de 12 años a expensas del interés de la sociedad: seleccionaron a la provincia de Santa Cruz como el lugar en donde con la colaboración de funcionarios locales se ejecutaría la matriz de corrupción", expresaron.

¿Cuándo serán las audiencias?

Será una audiencia semanal que será los días lunes.

Los testigos del juicio

En principio el Tribunal Oral accedió a que declaren 160 testigos, muchos se desempeñaron en la Dirección Nacional de Vialidad.

También figuran en la lista de testigos Alberto Fernández, Aníbal Fernández, Sergio Massa, Jorge Capitanich, y empresarios entre los que están Carlos Wagner y el primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra.

Las pruebas que faltan

La defensa de la ex presidenta advirtió que durante la etapa de instrucción, todas las medidas de prueba no fueron aceptadas. La Corte es precisamente la que deberá definir sobre esa denegatoria de medidas, entre ellas un profundo estudio pericial.

Para la defensa, el Tribunal Oral 2 "no solo negó la posibilidad de analizar si hubo deficiencias constructivas en las obras realizadas por las empresas de (Lázaro) Báez, sino además limitó el estudio pericial con relación a presuntos sobreprecios y demoras en la ejecución de las obras a sólo 5 de los 51 casos investigados, sin que para ello exista ni se haya indicado razón alguna que justifique tal temperamento".