BUENOS AIRES.- Él es Bautista Merlini, futbolista profesional de 23 años que actualmente juega en Defensa y Justicia, surgió de las inferiores de Platense y debutó a los 17 años por copa Argentina. En 2013 San Lorenzo de Almagro compró su pase donde disputó 29 partidos y convirtió dos goles, ambos frente a Tigres. En enero de 2019 pasó a préstamo de Defensa y Justicia quién hoy se encuentra peleando la súper liga Argentina. Bauti recibió a Voces Críticas en su casa. Una entrevista realizada por la periodista Flopi Duré para el programa Flor de Preguntas.

Mirá la entrevista completa

Mirá también
Bautista Merlini 1

V. C.: ¿Cómo decidiste que querías ser futbolista? ¿Desde cuándo te gusta el fútbol?

B. M.: El fútbol me gusta desde toda la vida. Los primeros recuerdos que tengo fue pateando pelotas y mi mamá siempre me decía que apenas empecé a caminar ya pateaba pelotas. Arranqué a jugar en una escuela cerca de mi casa, luego pase a otra escuela más grande que se llama Daniel Messina, ahí se empezó a poner un poco más serio, tuve la suerte de tener una prueba en Boca, quedé y tuve un mes ahí. De ahí hice todo en inferiores y llegué a debutar en primera en Platense.

V. C.: ¿Cuántos años tenías?

B. M.: 17 años.

V. C.: ¿ Cómo manejaste el tema del colegio?

B. M.: Hasta donde pude fui doble turno.

V. C.: ¿Cómo hacías con los entrenamientos? ¿Se interponían?

B. M.: No se interponía, a veces hacía doble turno, a veces me eximían de hacer gimnasia y podía salir antes. Después cuando empecé a entrenar desde más temprano tuve que cambiarme a un colegio de simple escolaridad, que sea a la mañana. Luego cuando empecé a entrenar por la mañana terminé la secundaria por internet.

V. C.: Como dije antes sos El mago Merlini ¿Por qué pusieron ese apodo?

B. M.: Creo que me lo pusieron más por mi apellido Merlini que por mi forma de jugar. Me lo puso un amigo mío y mi familia de Platense y ahí quedó para siempre.

V. C.: Tuviste la mala suerte de tener lesión de ligamentos cruzados. ¿Cómo fue ese golpe? ¿Cómo fue la recuperación?

B. M.: Estoy recuperando hace 6 meses y fue un momento duro en mi carrera, siempre fui un chico muy sano y nunca tuve lesiones, por eso fue duro al principio estar tanto tiempo sin poder jugar al fútbol. Pero lo asimile rápido y empecé la recuperación a los 2 días que me lesioné. Me apoyé mucho en mis amigos y mi familia. Después de la lesión tuve mucho tiempo libre y siempre estaba acompañado de mi familia y mis amigos. Ellos me dieron la fuerza para poder recuperarme y aproveché para hacer cosas qué a veces no podía hacer por el ritmo que llevaba en San Lorenzo, eso me ayudó a pasar ese feo momento.

V. C.: ¿Cómo sentiste esta nueva etapa en Defensa y Justicia?

B. M.: Llegué a un club muy lindo y muy ordenado. Es un club modelo en el sentido de que está muy ordenado en cuanto a los dirigentes, el cuerpo técnico, los jugadores. Estaba acostumbrado a otra cosa y me encontré con un club muy lindo en cuanto a la humildad de la gente que trabaja, el cuerpo técnico y estoy muy contento por estar en este club.

V. C.: ¿Cómo te trata la gente de Florencio Varela?

B. M.: Muy bien. Es otra cosa porque venía acostumbrado a un club grande y llegué a un club totalmente diferente con toda la gente que me apoyó, espero devolverles a dentro de la cancha la confianza que tuvieron en mí tanto los dirigentes como los hinchas y el cuerpo técnico.

V. C.: ¿Cuál es el sueño más anhelado que tenés?

B. M.: Poder jugar en la selección.

V. C.: ¿Qué consejo le das a un chico que recién está empezando?

B. M.: No me considero un chico con tanta experiencia, pero si con una linda experiencia en primera. Lo que te recomiendo es que no se rinda y que entrene bien. Esas son cosas importantes para poder llegar. Después cuando llegas lo difícil es mantenerse. No hay que perder el foco de lo que es el fútbol, para mí esa es la esencia.

V. C.: ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser famoso? En las redes sociales por ejemplo.

B. M.: En las redes sociales es medio raro, porque tenés de todo. Lo mejor es que por ahí podés sacar ventaja en alguna cosa. Lo peor es que cada vez que vas a un lugar te preguntan de fútbol y por ahí llegas a un lugar y querés relajarte y hablar de otra cosa.

V. C.: ¿Un ídolo o una ídola?

B. M.: Una ídola que tengo es mi mamá que siempre estuvo ahí para apoyarme con mucho positivismo, mucha confianza y mucha fe. Esas cosas aprendo de ella.

V. C.: ¿Una canción que te guste mucho?

B. M.: La canción que más me gusta por el momento es la de Calma.

V. C.: ¿Cuál es tu comida favorita?

B. M.: Una hamburguesa bien completa, con papa frita y huevo frito.

V. C.: ¿Qué preferís la noche o el día?

B. M.: Si me lo preguntabas hace un par de años por ahí te decía que la noche y salir con mis amigos pero hoy siento que disfruto más el día. Por ahí por mi profesión que no me deja salir tanto pero me quedo con el día.

V. C.: ¿Choripán o sushi?

B. M.: Sushi.

V. C.: ¿Alguna anécdota divertida para contarnos?

B. M.: Cuando apenas subí al plantel de primera de Platense, tenía 16 años, me llamaron para entrenar con primera, creí que tenía que cambiarme con primera y empezar a entrenar con primera, pero no se ve que habían llamado a varios chicos para hacer un entrenamiento con primera pero había que cambiarse en el vestuario del frente y yo agarré el bolso abrí la puerta del vestuario de primera y me mande. Primero entraba por la utilería y después llegaba al vestuario, en utilería pregunté en donde tenía que agarrar la ropa fui a buscar la ropa y me dijeron que no habían avisado que vos ibas a entrenar acá, fue un momento medio incómodo y al final me mandaron de vuelta al vestuario donde estaban todos los chicos. Tenía mucha incomodidad ahí porque estaban todos los jugadores grandes era la primera vez que subía a primera, después a la semana subí definitivamente y quedó como una anécdota graciosa.

V. C.: Si no fueras futbolista ¿Qué serías?

B. M.: Creo que hubiese estudiado, no sé qué hubiese estudiado pero se me viene en la cabeza abogacía. Es algo que me interesa.

V. C.: ¿Cuál es la palabra o frase que más usás?

B. M.: Hay una que uso bastante y la uso en Instagram que es “siempre para adelante”. Me gusta y me caracteriza.

V. C.: ¿Cuál es la app que más usas?

B. M.: Instagram.

V. C.: ¿Qué emoji te caracteriza?

B. M.: 🤟

V. C.: ¿Playa o montaña?

B. M.: Playa.

V. C.: ¿Tu lugar en el mundo?

B. M.: Punta del Este Uruguay. Es un lugar que me transmite mucha tranquilidad, mucha paz y me encanta.

V. C.: ¿Gato o perro?

B. M.: Perro.

V. C.: ¿Dónde te ves dentro de 10 años?

B. M.: Me veo jugando en el extranjero, en Europa. Me gustaría.