MAR DEL PLATA Él es Rodrigo Noya, actor de 25 años que surgió del programa Agrandaditos, conducido por Dady Brieva, al que concurría con su hermana Agustina. Posteriormente comenzó su carrera como actor siendo protagonista de la película Valentín, y también es recordado por su gran papel de Lorenzo en Hermanos y Detectives. Es soltero y tiene un hijo llamado Bautista que es igual a él. Hoy, después de protagonizar muchísimos papeles nos abre las puertas del teatro América de Mar del Plata para hablar con Voces Críticas, entrevistado por la periodista Flopi Duré

V. C.: Todos te conocemos desde que eras muy chiquito en el programa de Agrandaditos con tu hermana Agustina. En ese programa eran muy chiquitos los dos y eras muy celoso de tu hermana. ¿Seguís siendo celoso?

Mirá también

R. N.: No, pasa que vas creciendo. Cómo nos criamos en Chascomús, mi viejo viajaba para capital, Buenos Aires, quedaba a cargo. Pero fuimos creciendo y ahora cada uno tiene su independencia.

V. C.: ¿ Cómo fue que decidieron tus padres llevarlos al programa?

R. N.: Fue una sumatoria de cosas. Nosotros éramos así en la vida, así como nos mostrábamos. Éramos como dos mini y adultos. En mi familia no hay muchos nenes entonces nos criamos con gente grande. A mis padres no le gustaba la idea de llevarnos al programa pero los amigos de mis padres y familiares lejanos le dijeron “¿Porqué no los mostrás? Son
dos personajes. Mis padres no querían pero lo terminaron convenciendo a mis papás y nos llevaron al programa.

V. C.: ¿Cómo fue que elegiste el camino de la actuación?

R. N.: Eso fue un poco más adelante. Cuando salimos de Agrandaditos surgió una película, ahí empezó a tornarse más el lado de la actuación.

V. C.: ¿El papel de Lorenzo en Hermanos y Detectives fue el papel que más te impulso a la fama?

V. C.: No sé, el papel de Lorenzo me posiciono por un lado como niño actor. Había hecho Valentín a los 8 o 9 años y éste lo hice a los 12 años. Con Valentín me pasaba que a mí me gustaba actuar pero no era tan consciente de qué estaba actuando y de las cámaras, era más como un juego. Con hermanos y detectives lo empecé a tomar más en serio,
porque estaba más crecido, y fue con el que más me encariñé.

V. C.: ¿Sentiste la diferencia de actuar en el cine y en la tele?

R. N.: Si, se siente. Quizás más entre tira diaria de televisión y cine. Porque la tira diaria lo que tiene es qué es todo mucho más rápido e improvisado y te pone a juego mucho más en tu parte de improvisación. Son desafíos distintos.

V. C.: ¿Cómo llevas tu vida de soltero y de papá?

R. N.: Bien, aprendiendo. Ser papá es hermoso, obviamente es cansador también. Siempre dije que quería ser papá joven, me encanta poder criar a mi hijo trabajando, tengo la energía suficiente para hacerlo más allá de que después termine muerto. Me gusta y me mantiene activo.

V. C.: ¿Qué estás haciendo ahora?

R. N.: Una obra de teatro que se llama “Chorros” que es muy divertida. Es otro desafío para mí, es una obra qué te desgasta mucho porque estamos todo el tiempo en movimiento. Es una comedia para toda la familia y los chicos la disfrutan mucho. Es un humor sano, un humor familiar que abarca todas las edades.

Entrevista de Voces Críticas a Rodrigo Noya

V. C.: ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser famoso?

R. N.: No sé si tiene algo malo, creo que lo peor va con la misma profesión no con lo de afuera. El ser famoso o el trabajar en esto quizá es un ambiente en el que hay mucho ego, egocentrismo y falsedad, y te mantiene todo el tiempo alerta. Lo mejor está en todo, amo esto, me siento privilegiado en trabajar en lo que me gusta.

V. C.: ¿ Tenés un ídolo o una ídola?

R. N.: Mi ídolo es Leonel Messi, me gusta cómo se maneja con la humildad y el perfil bajo y es lo que siempre busco, mantener eso.

V. C.: ¿Una canción favorita?

R. N.: Tan perfecto que asusta, de Callejeros.

V. C.: ¿Cuál es la palabra o frase que más uses?

R. N.: Siempre ser. Es algo que usó siempre. La sacó de Hamlet, él tiene una decisión en el libro qué es “ser o no ser”. Quedarse callado y seguir viviendo con una situación que tiene o ir y plantarse. Yo lo amplio y siempre decido ser. Actitud siempre ser, es mi forma de pensar y ver la vida. No sé si la usó mucho pero la tengo muy presente siempre.

V. C.: ¿Noche o día?

R. N.: Noche, por lo menos ahora. Me gusta ir al cine, salir a bailar, tomar algo, cenar. Soy más nocturno qué otra cosa. Está profesión a veces te hace serlo.

V. C.: ¿Choripán o sushi?

R. N.: Choripán, soy de sushi también es una decisión difícil pero Generalmente tengo más ganas de comer choripán que sushi.

V. C.: ¿Dónde te ves dentro de 10 años?

R. N.: Jamás proyecto. Pero me encantaría seguir actuando. Me encantaría desarrollar mi relación con mi hijo, que siga siendo hermosa. Soy muy del presente, no me gusta ir avanzando mucho.

Con Flor Duré también estuvieron haciendo juegos de preguntas fáciles y trabalenguas, para ver la entrevista completa hacer click aquí https://youtu.be/7oyImC0V94Q