MAR DEL PLATA.- Él es Oscar Ruggeri, ex futbolista y uno de los máximos ídolos de la historia Argentina por ganar el mundial de México 86, jugó en grandes equipos cómo Boca, River, Real Madrid entre otros. Fue director técnico en equipos de Argentina, España y México, donde también jugó. Hoy trabaja como periodista y comentarista para la cadena de Fox Sport. Entrevistado por Flopi Duré para Voces Críticas.

Entrevista exclusiva a Oscar Ruggeri

V. C.: ¿Cómo ves este proceso de renovación qué está pasando la selección en este momento?

Mirá también

O. R.: Creo que se tendría que haber iniciado antes, se tendría que haber preparado, espero que con la llegada de Menotti se organicen, que se haga un proyecto y que la selección Argentina esté por encima de todo y desde ahí partir, porque sino, no nos va a ir bien. Esperemos que la selección vuelva a ser prioridad en nuestro fútbol argentino.

V. C.: ¿Estás conforme con el nuevo cargo de Menotti en la Argentina?

O. R: Sí, todavía no tengo claro que es lo que van a hacer él y Gurruchaga, porque uno es director de selección y el otro es manager, no sé si es lo mismo, pero cuando lo expliquen bien te puedo decir.

V. C.: ¿Qué opinión tienes de los jugadores de la actualidad y de los que estuvieron cuando vos jugábas?

O. R.: La diferencia es porque ha cambiado todo, si nos ponemos a analizar los chicos son distintos y piensan de otra manera, pero tenemos algo en común, y es que todos quieren jugar en la selección. Lo que pasa es que ahora están todos afuera, en cambio antes estábamos la mayoría acá, se nos hacía más fácil. Me gustó este proceso que se inició, me gustaron los chicos que vinieron a la selección, jugaron muy bien. Son el futuro para el próximo mundial.

V. C.: ¿Qué aprendiste como entrenador que no hayas aprendido jugando?

O. R.: Aprendés a sufrir más, tener 25 jugadores y 25 problemas que solucionar, en el día a día tenés que tener contento a los 25 y juegan 11.

Antes, cuando yo jugaba no me pasaba eso, yo iba, entrenaba, hacía lo que tenía que hacer y me volvía mi casa. Ahora como entrenador tengo que preparar el trabajo de mañana. Llegar al día del partido y decidir por 11 jugadores, tratar de poner los mejores, tratar de poner contenta a tu gente. Tenés que mediar con otro mundo que no estaba acostumbrado.

V. C.: ¿Cómo hubiera sido la cobertura de tu paso, en el 85, de Boca a River en la actualidad? ¿Qué recordar de la cobertura periodística en ese momento?

O. R.: Recuerdo todo en ese momento, porque no la pasé bien, fue bastante complicado, pero hoy creo que es más difícil, en la tecnología, por las redes sociales y porque estamos más maleducados. Antes, si bien estaban las hinchadas, siempre estuvieron las barras, nunca tuve problemas en la cancha hasta el día de hoy, pero cuando se juntan se potencian. Entonces ahí se complica. La pasé mal y creo que hoy la pasaría mal cualquier chico.

V. C.: Nos enteramos que tu hija Candela está en una nueva relación con Nicolás. ¿Cómo fue ese primer momento que te lo presentaron?

O. R.: Fue lo normal, sin tanta confianza pero saludándolo normal. Siempre con respeto, nosotros respetamos a todos. A veces se hace difícil, porque tengo tres hijas. Ando bastante con el fútbol y ahora con el periodismo, entonces escucho cosas. Me parece que es un chico tranquilo con perfil bajo, lo que le hacía falta.

V. C.: ¿Con las otras dos también sos así de celoso?

V. C.: Totalmente, pero bueno ya están grandes. La más grande ya tiene dos hijos. Están bárbaro. Lo que yo no quiero es que las hagan sufrir y verlas llorar. Ahí sí participo yo. Como cualquier padre.

V. C.: Hacemos un pin pon de preguntas rápidas.

¿ Qué es lo mejor y lo peor de ser famoso?

O. R.: Lo llevo bastante bien en el sentido que la gente se acerca con mucho respeto, en definitiva me gusta, cuando viene un papá con el nene y le dice “él fue campeón del mundo ponete para la foto”, el nene no entiende nada, pero bueno esas cosas me gustan. Hay que estar preparado para recibirlo porque esa es la gente que nos llevó a ser esto.

V. C.: ¿Un ídolo o una ídola?

O. R.: No tengo un ídolo. Siempre pongo a mis viejos, este lugar se los quiero dar a ellos porque fueron los que me educaron y con toda la humildad del mundo me hicieron entender que hay que respetar, que hay que saludar a las personas, que a la mujer hay que respetarla, en mi casa cuando hablaba a mi abuela todos hacíamos silencio, le doy gracias por todos esos valores que me metieron.

V. C.: ¿Una canción que te guste mucho?

O. R.: Me gusta mucho la canción de Habana, de Camila Cabello.

V. C.: ¿Una palabra o frase que uses mucho?

O. R.: La palabra “bandidos”. Me refiero a los bandidos que se roban las cosas, que se roban todo.

VC: ¿Te llevas bien con la tecnología?

O. R.: No, nada. Muy poquito. Me enseñaron mis hijas a usar el Whatsapp.

V. C.: ¿Nos podrías contar alguna anécdota de tu paso por el showbol?

O. R.: Antes no sabíamos la altura de los jugadores que íbamos a marcar, entonces me encontré en una fiesta con brasileros, que íbamos a jugar contra ellos y yo no los conocía, estaba bailando el 9 de Brasil y le pasé bailando al lado para medirlo, cuando volví Bilardo me estaba esperando y me dijo sos más alto vos así que no te puede ganar cabeceando.

V. C.: ¿Qué preferís a la playa o la montaña?

O. R.: Me parece que la montaña, me gusta muchísimo el sur. La playa a los 4 días que estoy ya me canso.

V. C.:¿La noche o el día?

O. R.: Me gusta la noche con mi familia, cenar y pasarla bien. El día también me gusta, porque tengo un equipo de fútbol y vamos a jugar al fútbol. En general me gusta la vida.

V. C.: ¿Dónde te ves dentro de 10 años?

O. R.: Desde hace unos años que deje de dirigir, decidí vivir la vida, decidí calidad de vida. Esto quiere decir disfrutar con la familia, si mañana quiero ir a tal lado hacerlo. Porque estos años me siento bien y no sé qué puede pasar en el futuro. Entonces tratar de disfrutar y con mis nietos por supuesto.