La FIFA pisa el acelerador a fondo y tiene en mente algunos cambios importantes en el fútbol. Uno de ellos será tratado y votado el viernes en Miami, donde están reunidos los integrantes del Consejo: ¿se viene un Mundial de Clubes de 24 equipos?

La idea que tiene el presidente Gianni Infantino es que el torneo se juegue entre junio y julio de 2021 y se dispute cada cuatro años.

Mirá también

Los miembros del Consejo recibirán mañana la propuesta. Una reforma de la actual competencia, que se desarrolla anualmente en diciembre con la participación de siete equipos, es impulsada por el presidente de la FIFA para generar más interés y mayores ingresos.

Muchos dirigentes de la UEFA están en contra de alterar el formato, pero Infantino tiene un as bajo la manga: confirmó que tiene una oferta de 25 mil millones de dólares por parte de inversionistas del banco japonés SoftBank para garantizar esta reestructuración del Mundial de Clubes y además crear "Mini mundiales" para Selecciones nacionales cada dos años.

En el paquete de fondos, una Copa Mundial de Clubes más grande tendría garantizado generar para la FIFA al menos 12.000 millones de dólares en ingresos entre 2021 y 2033.

Mañana se le pedirá al Consejo de la FIFA que apruebe una edición de pruebas de 24 equipos del Mundial de Clubes del 17 de junio a 4 de julio. Ese período está usualmente reservado para la Copa de Confederaciones, que con un año de antelación sirve de ensayo para la nación sede de la Copa Mundial.

Un equipo especial de la FIFA, conformado por representantes de las seis confederaciones regionales, lleva desde noviembre analizando cómo reconfigurar el Mundial de Clubes. El informe del grupo indicó que cinco de las seis confederaciones apoyan el plan con 24 equipos para 2021.

En un principio, la FIFA pretendía que participasen 12 equipos europeos, pero la UEFA, que ve con recelo a la competición al considerarla como una amenaza a la Champions League, insistió en que solo ocho equipos acudieran.

En la primera edición Sudamérica tendrá seis plazas, basándose en resultados previos. África, Asia y la CONCACAF recibirán tres cada uno. Oceanía tendrá un representante. Las confederaciones deberán decidir su propio proceso de clasificación al torneo. En la actualidad, el campeón continental se clasifica al Mundial de Clubes.

El torneo se pondría en marcha con ocho grupos de tres equipos, con los ganadores avanzando a los cuartos de final. Los equipos disputarían entre dos y cinco partidos en un máximo de 18 días.

Según la FIFA, dirigentes europeos argumentan que el nuevo Mundial de Clubes propiciará "tensiones en sus clubes" debido a que la Copa Africana de Naciones y la Copa de Oro de la CONCACAF deberán jugarse en los meses de julio y agosto, "causando una grave interferencia al coincidir con las fechas que los clubes disputarán partidos claves para clasificarse a torneos europeos, además de compromisos domésticos".

La FIFA cree que un Mundial de Clubes con 24 equipos servirá para "la promoción y crecimiento del fútbol en beneficio de todas las confederaciones, asociaciones miembro, ligas, clubes y aficionados".

¿Y qué dicen en Sudamérica? La Conmebol prefiere que el Mundial de Clubes se dispute en diciembre y con solo 14 equipos participantes, pero la FIFA explicó que esas fechas impactarían en las ligas europeas. El viernes será un día clave para el futuro de este torneo que no genera muchas expectativas en la actualidad.