Última hora

SALTA/ENTREVISTAS

Advierten que Argentina no tiene condiciones comerciales estructurales para salir adelante

En diálogo con Voces Críticas, el asesor financiero Álvaro Pérez, explicó cómo repercutirá el impuesto a las grandes fortunas en la recaudación fiscal de nuestro país

Álvaro Pérez
domingo 22 de noviembre de 2020 | 9:57hs.

SALTA.- ( Redacción) Voces Críticas dialogó en exclusiva con el asesor financiero, Álvaro Pérez. Explicó cómo repercutirá el impuesto a las grandes fortunas en la recaudación fiscal de nuestro país.

V. C.: Señor Pérez, ¿Qué análisis realiza del impuesto a las grandes fortunas? ¿Cómo cree que podría llegar a impactar en materia fiscal en el país?

A. P.: Hay hace mucho un estudio de una curva que se llama curva de Lasser, que demuestra que al subir los impuestos se cae la recaudación. Entonces hay un quiebre en donde cuando subís los impuestos, recaudas menos. Eso es parte de la teoría del funcionamiento de los impuestos y la recaudación. Partiendo de ésta base teórica se puede decir que al mundo le ha ido al revés. El dólar, antes de la pandemia, había logrado el pleno empleo en Estados Unidos y se logró bajando los impuestos a las empresas. Paraguay está siendo un país en el que los inversores los ven con buenos ojos porque tienen los impuestos bajos, No solamente son bajos sino también que son simples, es decir que hay menos complejidad para su liquidación. Lo mismo propone Uruguay y Brasil, de la mano de Bolsonaro. Es una competencia fiscal en donde se bajan los impuestos para atraer inversores.

V. C.: Álvaro Pérez¿Rebelión fiscal es lo mismo que evasión fiscal?

A. P.: No. La rebelión tiene que ver con no querer pagar, por lo tanto generan mecanismos para no hacerlo. Se da el efecto que el impuesto es tan pesado que es negocio evadir. Después está la elusión fiscal, que es el uso de mecanismos legales para no pagar impuestos; existen un montón de estos mecanismos. El otro tema importante, es quiénes son los que terminan pagando impuestos. Cuando se le sube los impuestos a un supermercado, esto directamente se transfiere al precio de sus productos y estos impuestos los terminan pagando los que menos tienen.

V. C.: ¿Qué porcentaje del precio componen los impuestos en Argentina?

A. P.: Argentina tiene una carga en sus productos de más del 50%, hay casos que están en un 60%. Hay que tener en cuenta que los impuestos no solamente afectan al consumidor, sino también afecta a la competitividad hacia afuera, porque la competitividad no solamente se define por el tipo de cambio que tenga un país sino también por la carga tributaria y la facilidad para comerciar. Argentina no tiene condiciones comerciales estructurales para salir adelante.

V. C.: ¿Considera que en Argentina va a costar romper con la cultura de no querer pagar impuestos?

A. P.: Cómo todo, se quiere generar una grieta en esto y no darnos cuenta de que estamos todos en el mismo barco. No hay que dividir el empresario del consumidor porque somos los dos lo mismo. En Argentina las pymes componen el movimiento de nuestra economía que es mucho más local.  Si el empresario no quiere pagar impuesto es porque ya se abuso tanto el Estado, que hace que sea un buen negocio evadir. Por otro lado, el gasto público en Argentina es de los más ineficientes porque cuando lo aplican se lo roban y si no lo roban lo aplican mal. Tendría que haber un acuerdo en el que se baje los impuestos a cambio de que se emplee a más personas.

SEGUÍ LEYENDO
ÚLTIMAS NOTICIAS
MÁS LEÍDAS