Última hora

Entrevistas

Nicole Erazo, representante del gremio de trabajadores sexuales

La representante ahondará en la situación laboral de las mujeres que ejercer la prostitución

Nicole Erazo, representante del gremio de trabajadores sexuales

Durante el mediodía de hoy, Voces Críticas recibirá en sus estudios a Nicole Erazo, trabajadora sexual de nuestra ciudad para profundizar acerca de la situación laboral de su rubro en la actualidad y los avances en materia legislativa sobre el ejercicio de la prostitución en nuestro país.

Cabe señalar, en este sentido, que Argentina es un caso paradójico y esta es una cuestión que evoca intensos debates entre mujeres “regulacionistas” y “abolicionistas”. Si bien de acuerdo a la última modifcación que introdujo el Código Penal se estableció que la prostitución es una actividad lícita, las leyes hacen foco en la voluntariedad del acto. Esto, como un apartado para diferenciar la prostitución del delito de explotación o tráfico sexual.

En el año 1194, se creó en nuestro país la primera organización de trabajadoras sexuales, AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina), cuyo objetivo se corresponde a la necesidad de nuclear a las personas que realizan esta actividad de forma libre y voluntariamente y ejercer su representación laboral tanto en el ámbito público como estatal.

De acuerdo al estatuto de la Asociación, el fin ulterior de su actividad consta de promover una Ley de Trabajo Sexual Autónomo. “Las Trabajadoras Sexuales necesitamos una Ley para ejercer nuestra actividad amparadas en derechos laborales como cualquier trabajador/a registrado/a en el país. En Argentina el Trabajo Sexual no está prohibido pero tampoco cuenta con un marco normativo que nos garantice derechos”, puede leerse en el texto.

“La Ley de Trabajo Sexual Autónomo propone crear un registro único de Trabajadoras/es Sexuales que dependa del Ministerio de Trabajo, de forma tal que la entidad pueda controlar el ejercicio voluntario del Trabajo Sexual. Además, contempla la habilitación de cooperativas de Trabajadoras Sexuales autónomas, el otorgamiento de becas y la creación de la categoría Trabajo Sexual en el Monotributo para habilitar el acceso a obra social, aportes jubilatorios, créditos, vivienda, entre otros derechos. De igual forma, propone reinserción laboral para las personas que quieran dejar de ejercer este trabajo”, se propone en consonancia con lo anteriormente mencionado. 

 

Últimas noticias
MÁS LEÍDAS