Última hora

Revolución de Mayo

Javier Milei participó de su primer Tedeum: aplausos, insultos y un fuerte mensaje del arzobispo Cuerva

Antes de partir a Córdoba a pesar del malogrado Pacto de Mayo, el presidente argentinó participó del tradicional Tedeum en conmemoración de la Revolución de Mayo

Javier Milei participó de su primer Tedeum: aplausos, insultos y un fuerte mensaje del arzobispo Cuerva

ARGENTINA (Redacción Voces Críticas) El presidente Javier Milei participó hoy de su primer Tedeum en la Catedral Metropolitana, en conmemoración del 214° aniversario de la Revolución de Mayo. La ceremonia estuvo marcada por una recepción mixta, con aplausos tímidos y algunos insultos al final del evento.

El día comenzó con una escasa concurrencia de curiosos, en medio de un nutrido operativo policial. El presidente argentino inició sus actividades con un desayuno junto a sus funcionarios en la Casa Rosada antes de realizar la tradicional caminata hacia la Catedral, acompañado por el Regimiento de Patricios.

A su lado, estuvieron la vicepresidenta Victoria Villarruel, el presidente de la Cámara de Diputados Martín Menem y el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala.

La ceremonia dentro de la Catedral no fue abierta a la prensa, pero una pantalla gigante en la Plaza de Mayo permitió a los asistentes seguir el evento en directo. La voz del arzobispo Jorge Ignacio García Cuerva resonó con un mensaje claro y contundente, interpelando a Javier Milei y a los presentes sobre la urgencia de abordar las parálisis del pueblo argentino.

El arzobispo Jorge Ignacio García Cuerva instó a tomar con seriedad las dificultades que afectan a la sociedad, advirtiendo que algunas no pueden ser postergadas sin causar graves y permanentes daños a la vida de las personas y, por ende, a toda la comunidad, un costo demasiado alto para asumir.

El exterior de la Catedral, la gente que fue llegando en cuentagotas observaba la ceremonia con respeto. "¡Viva la Patria!", fue el grito más frecuente entre los concurrentes. Sin embargo, al finalizar el evento, un grupo de personas lanzó insultos al presidente Milei, aunque estos fueron acallados rápidamente por otro sector del público.

Pese al mal momento, algunos funcionarios se acercaron a saludar a los presentes y recibieron regalos. El titular de Interior, Guillermo Francos, fue uno de ellos. Concluida la ceremonia, Javier Milei regresó brevemente a la Casa Rosada antes de partir rumbo a Córdoba. Informa Voces Críticas.

SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias
MÁS LEÍDAS