Última hora

Utensilios de cocina

Cómo limpiar tu rallador y mantenerlo afilado: este increíble truco casero te hará la vida más fácil

Este método de limpieza del rallador es muy fácil de hacer y además te incluímos un truco para afilarlo

Cómo limpiar tu rallador y mantenerlo afilado: este increíble truco casero te hará la vida más fácil

En la cocina, una tarea sencilla puede complicarse si no se conoce la solución adecuada. Un ejemplo común es cómo limpiar un rallador sin terminar con una esponja destrozada y el rallador aún sucio. Existen varios trucos para mantener este utensilio tan útil siempre limpio y afilado.

El primer paso es lavar el rallador inmediatamente después de usarlo. Sumergirlo en agua caliente durante unos minutos puede ser especialmente efectivo, sobre todo si se ha rallado un alimento graso como el queso. Luego, usando un cepillo, uno de dientes viejo puede servir, y detergente, se debe fregar bien tanto por dentro como por fuera hasta eliminar todos los restos.

rallador-trucos

Si han quedado restos secos de alimentos, otra opción es rallar pan duro. Los pedacitos de pan se llevarán consigo los restos de comida adheridos al rallador. Después de esto, se debe lavar nuevamente con agua caliente, detergente y un cepillo.

El vinagre también es un gran aliado para limpiar un rallador. Si se deja en remojo en una solución de agua caliente y vinagre en partes iguales durante unos minutos, o se cepilla con vinagre puro antes de enjuagar, los restos de comida se despegarán con facilidad. Informa Voces Críticas.

rallador-trucos

Si el rallador está desafilado, hay dos métodos para mejorar su utilidad. Para ralladores de agujeros grandes, se puede usar un destornillador, insertándolo en cada agujero y presionando ligeramente hacia arriba para abrirlos nuevamente. Para ralladores de agujeros finos, un truco popular es usar la base de una taza de loza. Frotar la base de la taza contra el rallador, sin ejercer mucha presión, varias veces, pero con el rallador al revés, ayudará a afilar los agujeros.

Finalmente, después de afilarlo, es importante usar la técnica de remojo en agua caliente con detergente y fregar con un cepillo para dejar el rallador listo para su próximo uso. De esta forma, siempre estará en perfectas condiciones.

rallador-trucos

SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias
MÁS LEÍDAS