POR FÉLIX GONZÁLEZ BONORINO

Dos cientos cuarenta y dos

¿Cómo logran esos pocos, involucrar a todos los productores del campo en una lucha que solo los beneficia a ellos?
jueves, 12 de marzo de 2020 · 21:20

SALTA.- (Félix Gónzalez Bonorino) Hace unos pocos días Salta 12 publicó un artículo donde explicaba la distribución de las explotaciones sojeras en la Provincia de Salta.

En ese artículo claramente se mostraba que del millón y medio de salteños, es decir unas 300.000 familias, 242 eran sojeras. A solo ese pequeño grupo, menos del 0,1%, le podía caer el aumento de las retenciones por exportación de soja.

La pregunta que uno se tiene que hacer es ¿Cómo logran esos pocos, involucrar a todos los productores del campo en una lucha que solo los beneficia a ellos? ¿Qué poderes manejan que arrastran al colectivo social, incluso familias que no tienen más tierra que las macetas de sus balcones, a defender una postura que de triunfar los perjudicaría?

A las retenciones las tuvo que RE-poner el macrismo ante el fracaso de sus políticas liberales. El principio de su fracaso fue, paradójicamente, la anulación de las retenciones. Cuando lo hicieron privaron al Gobierno del ingreso estable en moneda extranjera, que servía para pagar los servicios de deuda o las deudas mismas. Tuvieron que recurrir a mayor endeudamiento y plazos ridículamente cortos de pago, mientras esperaban las lluvias de inversiones que nunca llegó. El liberalismo nuevamente nos mandó al fondo de la tabla y a remar de nuevo.

Ernesto Tenenbaum entrevistando a un sojero en posición de piquetero, le requirió por su ganancia en los últimos años y el “pique-sojero” se negó a dar ningún número. Comenzó con los quintales de costo y todas esas expresiones tendientes a la confusión. La verdad es que los oyentes tuvimos la sensación de que el buen hombre tenía vergüenza de decir que cortaba la ruta para ganar varios millones de pesos o dólares más, mientras más de la mitad de los niños están viviendo en hogares que no pueden pagar su comida, debido a las mismas políticas que reclaman ahora. Me parecería bien que tuviera vergüenza, aunque en realidad, la codicia te priva hasta de la vergüenza. ¿Ud. que piensa, tenía vergüenza o temor que lo descubrieran?

Por Félix González Bonorino

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios