SALTA.-J. V. González es la sede de un nuevo y aberrante caso de abuso sexual infantil.

El protagonista es un hombre de 63 años, acusado de abusar sexualmente de su nieta de 11 años y otras tres nenas más.

Mirá también

El hecho se descubrió cuando una de las víctimas se lo contó a un familiar que puso sobre aviso a los padres para que radicaran la denuncia.

La familiar de una de las víctimas fue la que rompió el silencio y contó que la menor le había confesado que el abuelo de su amiga las había sometido a un trato sexual inadecuado cuando fue a jugar a su casa.

Teniendo en cuenta este dramático relato, se radicó la correspondiente denuncia y a partir de ella, se radicaron otras tres denuncias por hechos similares.

Las cuatro niñas fueron revisadas por un médico legal, que constató en dos de los casos que el abuso sexual fue con acceso carnal

En sus dichos, las menores fueron coincidentes en señalar que el abuelo aprovechaba que visitaban a su nieta para jugar y bajo amenazas, las sometía y obtenía su silencio.

La Fiscalía Penal de Joaquín V. González, a cargo de Gonzalo Gómez Amado, imputó al abuelo por los delitos de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una menor de 9 años, abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia y la guarda en perjuicio de su nieta de 11 años y abuso sexual simple (2 hechos) en perjuicio de dos niñas de 9 y 10 años.

Desde la Fiscalía se solicitó el cumplimiento de diversas medidas, entre las que se cuenta la entrevista de las menores víctimas mediante circuito cerrado de televisión.