BOLIVIA.-Debido a las crecidas, estaba previsto que el río Pilcomayo desbordara en todas sus cuencas. Así lo anunciaron los servicios meteorológicos de Argentina y Bolivia.

En el día de ayer, una familia originaria reportó la desaparición de su pequeño hijo, quien había sido arrastrado por las aguas del río en Villa Montes, una ciudad boliviana muy cercana a Salta.

Mirá también

En esta zona, atravesada por el río Pilcomayo, se registraron enormes crecidas que dejaron cientos de damnificados.

Luego de una intensa búsqueda, el cuerpito del pequeño de 5 años fue encontrado entre el barro.

Esta pérdida señala la falta de gestión y abandono por parte del gobierno, ya que no es la primera vez que la comunidad se enfrenta a inundaciones.

Las autoridades aún no tomaron medidas para proteger a la población, dejándolos expuestos a cualquier desastre natural.