SALTA.- Saeta detectó una estafa millonaria en su sistema. 

La estafa se trataba de vender certificados de alumno regular a usuarios, los mismos pagaban entre $300 y $600 y los usaban para obtener un pase libre. 

Mirá también

El gerente general de la Sociedad Anónima de Transporte Automotor (Saeta), Claudio Juri, explicó que "uno de los objetivos que teníamos este año era crear el departamento de control", para lo que "habíamos empezado a dar las tarjetas anticipadamente con los padrones viejos ya que, una vez concluida esa tarea, íbamos a empezar a verificar todas las tarjetas que había en la calle y todos los pases que se habían otorgado".

"Con ese objetivo en marcha, se armó el departamento de control. Cuando empezaron a investigar lo primero que llamó la atención fue la cantidad de certificados del instituto N´ 6005 que tenían, ya que la gran mayoría eran idénticos. "Cada cinco de ese (certificado) nos llegaba uno diferente, y nos empezó a llamar la atención", indicó Juri.

Y contó también lo que sucedió en el colegio. "Lo atendió la directora, con muy buena voluntad, quien verificó la situación. y agregó "Nos dimos con que la persona que figuraba como firmante de los certificados hacía dos años que estaba jubilada". Aclaró que "esto no implica que esta persona sea la que esté dando los certificados sino que, aparentemente, alguien estaba usando el sello y la firma de esa persona para entregar los documentos truchos".

"Empezamos a verificar y separamos los certificados de aquellas tarjetas que habían sido dadas pero que no figuraban en el padrón, que eran 1.400 casos, sobre los que hicimos un muestreo de entre 300 y 400 tarjetas en las que todas las que no figuraban en el padrón tenían ese certificado trucho, con ese mismo formato, con el mismo sello y firmado por esa persona", reveló. Juri explicó que "lo que hicimos a continuación fue poner en conocimiento a la directora del colegio, quien hizo un acta con nosotros donde quedó claro que todos estos certificados son truchos, y con eso fuimos a la Policía e hicimos la denuncia en la Fiscalía N´ 5, del doctor Córdoba", dijo.

Y prosiguió: "Algunas de estas personas colaboraron con nosotros y nos dieron el nombre e incluso la foto de la persona que vende los certificados a un valor de entre 300 y 600 pesos. Con esta información nos presentamos en la Policía de nuevo e hicimos otra denuncia, no solo a esta persona sino a aquellos que ya hemos verificado que están haciendo uso del servicio con un certificado trucho, porque no solo delinque el que entrega el certificado sino el que lo usa sabiendo que no corresponde".

"Nosotros haremos las denuncias correspondientes y después será la Justicia la que dictamine la responsabilidad de cada uno en esta maniobra. No solo denunciaremos a todo el que esté usando el servicio sino también a todo el que llegue a tramitar la tarjeta con un certificado trucho", finalizó el gerente de Saeta.

Juri destacó “la predisposición y solidaridad del personal que, ante casos de extravíos o de emergencias asisten en forma inmediata a los usuarios”.