SALTA.- Los metanenses están sorprendidos con una brutal agresión.

Por el hecho, tres sujetos son intensamente buscados por la policía. Sucedió que un  herrero salteño fue atacado en su taller cuando intentó cobrarles su trabajo.

Mirá también

Así fue como le metieron por el ano una palta. Debido a la magnitud y particularidad de la agresión sexual, los médicos del hospital de Metán no pudieron extraer la fruta de la región anal, por lo que derivaron a la víctima al hospital de la ciudad de General Güemes.

Fue el 8 de junio el día que este hombre fue marcado para siempre. El taller está ubicado en el barrio Lugano y según la denuncia de un hijo del herrero, el hecho ocurrió a la tarde.

Al momento de pagar por el trabajo se tornó una situación violenta y la víctima quiso liberar a sus perros por todas las amenazas que estaba recibiendo. Estos malvivientes se enojaron y como castigo lo redujeron y tras bajarle el pantalón, le introdujeron una palta. Luego, escaparon, cerraron el portón y arrojaron las llaves del candado.