SALTA.- El domingo pasado a la siesta, unos policías que circulaban por pleno centro salteño fueron alertados de un sujeto extraño que estaba por inmediaciones de calle Ituzaingó, entre San Martín y Urquiza.

Rápidamente los uniformados se movilizaron y se encontraron con lo peor. Encontraron en la puerta del Mercado San Miguel a una joven de 21 años totalmente ebria siendo violada por el sujeto. Lo detuvieron sin pensarlo y llamaron asistencia médica para la chica.

Mirá también

El policía Agustín Vargas, contó como fue:  se dirigieron al lugar, y luego de investigar el terreno descubrieron para su sorpresa al acusado, quien estaba recostado en la puerta principal.

Junto a la cabo Mariel Reyes, los uniformados se acercaron y encontraron al violador en el suelo y la víctima estaba atrapada contra el portón de acceso.

La joven, de 21 años y del barrio Miguel Ortiz, tardó en identificarse por la cantidad de alcohol en sangre que poseía. El abusador, en tanto, se trata de un sujeto de 27 años, de barrio Castañares.