SALTA.- Una vez más, un preso se escapa de las autoridades. 

Por esto, se desplegó un grandísimo operativo en la zona del cerro San Bernardo y por los alrededores ya que es un peligroso delincuente.

Mirá también

Lo que pasó fue que lo llevaron al hospital San Bernardo temprano porque había sufrido quemaduras en el pie. Sin embargo, mientras lo atendían, aprovecho un momento desatención y se fugó.

La Policía de Salta brindó algunos detalles para que la sociedad colabore reconociéndolo: tiene vendajes o heridas en su pie y tiene un tantuaje distintivo en su cuello, es una letra A.

Creen que ya tenía todo planeado y que se quemó a propósito para ir a la guardia del San Bernardo donde tenía chances de "ganar la calle".