ARGENTINA.-El homicidio que sacudió a todo el país tiene un nuevo capítulo.

El juez de Garantías 4 de San Martín, Alberto Brizuela, ordenó la excarcelación extraordinaria de la madre e hija que mataron de 185 cuchillazos a su esposo y padre, respectivamente, en la localidad bonaerense José C. Paz.

Mirá también

La medida benefició a Paola Elvira Córdoba (38) y su hija, Paula Milagros Naiaretti (18), quienes estaban presas desde el sábado, cuando se produjo el homicidio de Alberto Elvio Naretti (46) y por ahora permanecerán en la alcaidía departamental de La Plata.

El juez dispuso que ambas mujeres sean excarceladas, pero previamente debe notificarse a la fiscal de Malvinas Argentinas, Silvia González Bazzani, lo cual se concretará el lunes porque esta tarde no estaba presente en la audiencia.

Naiaretti fue hallado asesinado el sábado pasado en su casa de 18 de Octubre 889 de José C. Paz.

Su esposa fue la que llamó al 911 para avisar que lo había asesinado a puñaladas y como en la pelea también intervino la hija mayor del matrimonio, Milagros, de 18 años, ambas mujeres terminaron detenidas.

Las dos confesaron el crimen ante la fiscal, pero explicaron que hace años eran víctimas de violencia de género.

"Yo maté a mi marido porque sabía que él me iba a matar", declaró la esposa, quien explicó que aquella noche la discusión comenzó porque el hombre la llevaba a prostituirse a la ruta 8 y ella le dijo que no quería hacerlo más.

Milagros también confesó una participación en el crimen cuando vio que la vida de su mamá corría riesgo.

"Yo agarré uno de los cuchillos que estaba en el piso y lo clavé a mi papá, no sé si una o dos veces y después lo solté de nuevo. Mi mamá siguió, ella lo seguía apuñalando", relató.