SALTA.-La situación de la secretaria general de la Agremiación Docente Provincial, Patricia Argañaraz a quien se atribuye ser la jefe de una organización que se habría dedicado al saqueo del gremio y a montar un sistema de tráfico de influencias para conseguir títulos “truchos” además de alterar puntajes en la Junta de Calificación y Disciplina, suma un capítulo más con el pedido del sector denominado “Tribuna Docente” que busca ampliar la denuncia judicial contra la Argañaraz por corrupción.

En efecto, Carmen Venencia en representación de TD y como afiliada del gremio pedirá en la Fiscalía Penal N°2 que se amplíe la investigación y se incorporen nuevas pruebas.

Mirá también

Estas pruebas serían los audios en los que Julio Barrios, uno de los “delegados” de ADP reconoce haber trabajado con títulos “truchos” proporcionados por Marita Cerezo, la eficaz guardaespaldas de Argañaraz y supuesta “socia” en toda esta operatoria que ostenta el cargo de tesorera del gremio. 

A esto se sumaría una nueva denuncia del hermano de la Argañaraz –Raúl- quien insiste en señalar que la directiva docente malversó los fondos del fideicomiso “Virgen de Urkupiña” por parte de su hermana y Cerezo, todo sazonado con nuevas denuncias por falsificación de las Tirillas de personas en Las lajitas, Quebrachal y Salvador Mazza que sin poseer el título docente fueron legitimadas por la Junta de Clasificación compuesta por  7 representantes gremiales y 3 del gobierno.

Estas denuncias ponen bajo la lupa de la sospecha no sólo a la directiva de ADP sino que alcanzan a la Junta de Clasificación y llegan hasta el propio Ministerio de Educación, entre quienes habría existido una suerte de alianza siniestra para dar trabajo a docentes con títulos falsificados. 

En su alegato, la profesora Valencia señala que: “Las nuevas denuncias conocidas son contundentes en el sentido de que ha funcionado una suerte de alianza entre el Ministerio, la Directiva de la ADP y la Junta de Clasificación para hacer trabajar docentes con títulos falsificados. La operatoria viene de años atrás y es claro que son estos los negocios que recibió Argañaraz de parte del gobierno, como moneda de cambio por entregar el salario y los derechos de la docencia todos estos años y por vaciar el sindicato de toda vida democrática.” 

Así, el deseo del sector Tribuna Docente es que se reúnan todas las denuncias en una sola y se llegue a dar claridad a estos temas tan delicados. Exigen renuncia de “Argañaraz y Cía” y que una comisión normalizadora electa en Asamblea asuma la dirección del gremio. “A la próxima paritaria, en este mes, deben ir delegados electos y con mandato de Asamblea, debe realizarse una auditoría independiente del manejo de los fondos y garantizar elecciones limpias.” Agregó Norma Colpari dirigente de Tribuna Docente.

Por Franco Alvarado para Voces Críticas