CHUBUT.- El homicida admitió que había asesinado a su hija para vengarse de su ex mujer.

El hecho tuvo lugar la noche del sábado en una vivienda de la calle Manuel Alzúa, entre Alem y Villarino, en el barrio San Miguel de la ciudad de Puerto Madryn. Según explicó el comisario inspector Miguel Cayupil, todo comenzó cuando los efectivos de la seccional local recibieron un llamado de vecinos que alertaron sobre la presencia de un hombre gritando en la vía pública.

Mirá también

"Cuando la policía llegó al lugar detuvo al individuo y se dirigió a la vivienda donde fue encontrado el cuerpo de una nena muerta", explicó el jefe policial. El agresor, de 40 años, fue identificado como Antonio Ávila. En el momento del crimen, el hombre se encontraba solo con su hija porque su madre había salido de viaje.

De acuerdo a los médicos forenses, la víctima, de 6 años, tenía varias puñaladas, una de ellas en el cuello y se cree que fue la que le provocó la muerte. Por otra parte, Ávila también tenía una herida de arma blanca en el pecho que él mismo se produjo en un aparente intento de suicidio, aunque se encuentra fuera de peligro.

A su vez, los investigadores determinaron que a pesar de estar separados, el detenido aun convivía con su ex pareja y la hija de ambos. "El propio Ávila dijo cuando se entregó que se había enterado que su ex y madre de la nena tenía otra relación, y decidió vengarse con la criatura", señaló una fuente de la pesquisa.