ENTREVISTA EXCLUSIVA

Sergio Salinas, secretario de UCRAS contó que Teresa Soria exige a remiseros el pago diario a pesar de la cuarentena

En diálogo con Voces Críticas dijo que Soria es testaferro y que trata mal a los muchachos. VIDEO
miércoles, 25 de marzo de 2020 · 19:30

SALTA.- (Redacción) Voces Críticas dialogó en exclusiva con el secretario general de UCRAS, Sergio Salinas, sobre lo que ocurrió en una de las sucursales de una empresa de remis.

V. C.: ¿Cuál es la empresa en la que se registraron los disturbios?

S. S.: Es la remisera San Cayetano, la cual tiene cuatro sucursales en total, una se llama Estrella del Este, llamada base 2; la otra se llama San Cayetano 3, está ubicada antes de llegar a la cancha Mitre; otra San Cayetano 4, que está ubicada en la Chacabuco antes de llegar a la avenida San Martín.

V. C.: ¿Este conflicto en cuál de la surcursales fue?

S. S.: En la base 1, que es la central, y está ubicada en la calle Los Partidarios al 1200 entre Virgilio Tedín y Delfín Leguizamón, en Villa Soledad.

V. C.: ¿Qué fue lo que pasó?

S. S.: La encargada de esa remisera, Teresa Soria, que tiene una agencia a su nombre pero también es testaferro porque en realidad el titular de esa agencia es Gustavo Isela, acostumbra a maltratar a los muchachos; ella quería que los muchachos paguen la diaria. Después de la reunión los muchachos preferían quedarse en casa, pero si te quedas en casa la deuda se acumula, entonces querían que no le cobren la diaria directamente.

La diaria son 2.700 pesos que se cobran en esa remisera semanalmente. Todos los lunes se pagan 2700 pesos por cada vehículo, cerca de 12.000 por mes por cada vehículo, y esa remisera tiene cerca de 200 autos entre todas sus sucursales. Después de una reunión se llegó a la determinación de que se tenía que pagar la mitad, pero cuando se obliga a pagar un monto se está obligando a generar ingresos y a trabajar; esto está transgrediendo todo lo que está diciendo el Gobierno nacional que nos quedemos en casa.

Entonces avisé a la AMT de esta situación para que tomen alguna medida porque no puede ser que estén sucediendo estas circunstancias y en estos momentos de la pandemia se siguen aprovechando de los trabajadores. Gracias a Dios el presidente de la AMT tomó una decisión acertada y quedó prohibido el cobro de las diarias para las remiseras, no pueden echar a ningún chofer, quitar cuadernos, ni secuestrar autos. Esta normativa amparó a todos los compañeros que estaban con esta problemática. Considero que el presidente de la AMT se puso los pantalones como tiene que ser porque las licencias son del Estado, y la AMT tiene que meterse cuando hay estas irregularidades y tiene que poner un punto final a la explotación esta.

V. C.: ¿Las remiseras que no acaten estas medidas están sujetas a algún tipo de castigo?

S. S.: En la normativa que sacó ayer el presidente de la AMT dice que va a haber desde una unidad hasta 20 unidades de sanción, cada unidad es de 3.200 es decir que 20 unidades son 64.000; no es un gran monto para las remiseras que ganan millones; también dice que la sanción puede ir hasta la caducidad de las licencias, pero no creo que se llegue a eso. Hoy el dueño, Gustavo Isela, citó a todos los propietarios de los autos, que son 200, a una reunión y después iba a tener una reunión los choferes y con la encargada, que son 400. Seguramente la reunión era para amedrentar a los compañeros después de lo sucedido ayer. Informé a la policía de la situación porque el aglomeramiento de personas no es recomendable debido a la situación.

V. C.: ¿Cuál es el problema que tienen ellos?

S. S.: El problema que tienen ellos es que yo soy una piedra muy grande en el camino de todos los dueños de las agencias. Soy una piedra en el zapato para ellos porque ellos están haciendo una explotación laboral hace mucho tiempo y tienen licencias que seguramente son pagos políticos porque ellos han ido a tocar el bombo a los políticos. Esto de que una persona tiene 200 licencias, otro tiene 100, otro 50, habiendo personas mayores de 50 años con familias a cargo, hijos discapacitados y que no tengan ninguna licencia se tiene que acabar. El Gobierno tiene que ponerle fin a este tema. Si cada uno tuviera su licencia, ahora cada remisero estaría en su casa porque ya tendría el dinero ahorrado y no tendría que trabajar para dar parte de tus ganancias a las agencias de remises.

 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios