SALTA.-  En diálogo con Voces Críticas, el ex diputado provincial, Carlos Zapata, nos compartió su postura respecto a diversas temáticas. Una de ellas referida a la extinción de dominio, lo cual no es algo nuevo, ya que los niveles que alcanzó la corrupción no tienen límites.

Zapata opinó que a esta clase de hechos lo considera de lesa humanidad porque se utiliza al Estado para perjudicar a todos, por eso el delito debe ser imprescriptible. “En la política nadie rasca para afuera, en el sentido de que nadie va a sancionar algo que lo pueda perjudicar mucho. La extinción de dominio tiene que ser una realidad, y aquellos que oponen la irretroactividad de las leyes deben razonar que se trata de graves delitos que deben ser considerados de lesa humanidad y en los cuales sería bueno si se pudiera aplicar retroactividad en la aplicación de la ley penal, para recuperar el patrimonio mal habido”.

Mirá también

Refiriéndonos al ámbito provincial, le consultamos al ex diputado provincial sobre qué opinaba respecto del caso La Ciénaga, donde se encontraría como imputado el actual senador de la Nación, Juan Carlos Romero, argumentando que no tuvo contacto con los papeles y no podría hablar con propiedad al respecto. “No puedo defenderlo a Romero porque no soy el abogado y él tiene quien lo defienda. Si acá existió un delito, la Justicia debe actuar, debe ser juzgado y condenado, pero yo considero que en todos estos tipos de causas donde se denuncia corrupción y termina actuando la Justicia han sido una mera utilización de la denuncia como herramienta electoral del gobierno de turno”, indicó.

Por otro lado, Carlos Zapata nos comentó sobre la reunión que mantuvieron con los titulares de la Cámara de la Construcción, tanto provincial como nacional, respecto al Presupuesto 2019. El mismo afirmó que estuvo acompañando al diputado Alfredo Olmedo en dicha reunión y que lo que sí sabían todos y estaban al tanto es que las empresas están siendo despojadas de su patrimonio por medio del Estado.

En este marco explicó que “hay tres temáticas que debemos considerar en este tema, la primera, es que se debe priorizar las obras que puedan llevar a cabo las empresas locales y no las empresas de mayor envergadura, teniendo en cuenta la asignación de recursos. En segundo lugar, haciendo referencia a que si la empresa es acreedora de la Nación, le permitan compensar el gasto de las cargas sociales, el IVA y el fondo de desempleo contra lo que le debe el Estado y halla paridad en eso. Y por último, y en tercer lugar, de que las multas laborales -que si bien no está mal que sean elevadas- pero cuando uno cae en infracción, como consecuencia de no pagar al Estado, que la multa no sea causal de que la gente se quede sin trabajo. Olmedo se propuso a poner toda la carne al asador para defenderlos”.

Posteriormente, Zapata, fue consultado sobre la gestión del actual Intendente de la ciudad de Salta, Gustavo Sáenz y su candidatura a gobernador, recordándonos que no nos olvidemos que él mismo llegó a intendente porque Alfredo Olmedo lo sostuvo y que Sáenz tuvo una muy buena idea al gestionar fondos públicos nacionales. Cabe resaltar que el tema es que sus amigos de la Nación ahora le recortan el envío de los fondos porque no tuvieron en cuenta la re determinación de precios y la obra pública se vio fuertemente comprometida.

Asimismo sostuvo: "Como podemos admirar, a nivel municipal la obra pública no alcanza para tapar los pozos que hizo Isa, agregados los que hizo el actual intendente para hacer las obras en el transcurso de su gestión". “Yo creo que Gustavo Sáenz puede ser un buen gobernador en el futuro para consolidar su figura, pero me parece que debería ser reelegido intendente y dejar las obras concluidas, porque si no esto se trata como siempre de gente que empieza muchas obras y no terminan ninguna para pasárselas al que viene atrás y es una cosa de nunca acabar, en pocas palabras, primero pasemos de grado”.

Al finalizar el diálogo, el ex diputado provincial, Carlos Zapata, fue consultado respecto a las próximas elecciones y a sus aspiraciones como candidato dentro de las mismas. El mismo argumentó que, de acuerdo a su percepción, la gente busca una persona auténtica con ideas claras. “Alfredo Olmedo encabeza una fuerza política, la cual integro hace 7 años y no estoy dispuesto a dejar ese frente. Cada día me convenzo más de que es el único que hace política como se debe hacer, ya que es una persona clara, muy diferenciado y tubo un discurso muy definido y hasta el día de hoy no ha cambiado, él tiene un gran compromiso para llevar adelante lo que plantea”. En relación a su candidatura compartió lo siguiente: “Aspiraría a postularme para la figura que sea necesaria para Alfredo o como diputado provincial. Con Alfredo Olmedo me muevo con absoluta libertad, me dio su confianza y jamás me dijo como tenía que hablar o a quien tenía que votar, Olmedo acepta la diversidad de opinión dentro de su propio partido y no baja líneas”, concluyó