SALTA.- Voces Críticas habló con el jefe de Gabinete de la Municipalidad de Salta, Luis María García Salado, sobre el escenario político nacional y el desdoblamiento de las elecciones anunciado por Urtubey, de Alfredo Olmedo y su relación con Nación.

V. C.: ¿Qué opina del desdoblamiento de las elecciones?

Mirá también

L. M. G. S.: Me parece que eso está dentro de las decisiones del gobernador, de sus atribuciones y sus facultades. Algunos me preguntan por qué el Gobernador había anunciado que las elecciones iban a ser unificadas. Hoy escuché un audio del Ministro de Gobierno del año pasado que decía que hasta ese momento las elecciones iban a ser unificadas. Esta es una decisión política y estratégica que toma el Gobierno de la Provincia.

En nuestro caso, nosotros vamos a seguir trabajando por Salta hasta que terminemos nuestro mandato y después estaremos trabajando en un proyecto político que significa reconvertir la provincia de Salta con el nuevo gobernador que asumirá en el mes de diciembre. Lo bueno de todo esto es que ya nos marcaron con claridad las reglas del juego, ya sabemos las fechas, y eso es importante para poder armar las estrategias políticas.

V. C.: Olmedo dice que él está primero en las encuestas, y el que gane las encuestas es el candidato a gobernador y el otro acompañará. ¿Qué opina de esto?

L. M. G. S.: El frente está conformado por varios partidos políticos, eso tiene que ser una decisión de dos partidos políticos. Se va a analizar qué es lo que va a pasar, nosotros estamos apoyando a Gustavo Sáenz.

V. C.: ¿Cuál es la estrategia política con Alfredo Olmedo?

L. M. G. S.: En política no podés decirle que no a ninguna persona o dirigente que se quiera sumar a tu proyecto, salvo el caso nuestro en que el límite es el justicialismo kirchnerista.

V. C.: ¿Qué opinión tiene sobre el hecho de que Alfredo Olmedo abandonó a sus pares en Buenos Aires?

L. M. G. S.: Está perfecto. Es un cuestionamiento de él, pero cuando miro a la persona que se suma, y te dice que quiere apoyar a este frente para que cambiemos la provincia de Salta, no puedo decirle que no.

V. C.: ¿Desde su sector hicieron autocrítica?

L. M. G. S.: Nosotros somos conscientes de que la gente la está pasando muy mal en los barrios, somos conscientes de esa necesidad que tiene la gente, y no es de ahora, es desde hace varios años que lo estamos sosteniendo. Nosotros les advertimos y les hacemos ver a los funcionarios nacionales todo esto.

V. C.: ¿Qué opina sobre el hecho de que el macrismo está tomando viejos programas del kirchnerismo?

L. M. G. S.: Una cosa es el asistencialismo y otra cosa es el clientelismo político. Hoy, la Nación está asumiendo los planes de asistencialismo para ayudar a la gente, pero no del clientelismo político como lo tenía el kirchnerismo.

V. C.: ¿Cuándo cambiaron de opinión sobre este tema?

L. M. G. S.: Desde el 2016, en conversaciones con la ministra Stanley, ella seguía sosteniendo planes asistenciales, y nunca se cortaron. La forma de comunicar la continuidad o no de los planes por parte de la Nación nunca fue buena.

V. C.: ¿Existen serios problemas de comunicación entre lo que es la mesa chica del oficialismo y quiénes los apoyan en toda la Argentina?

L. M. G. S.: Con Nación muchas veces existe algún tipo de comunicación, pero no tenemos la comunicación plena que nosotros quisiéramos tener.