SALTA.- El diputado Gustavo Orozco dialogó con Voces Críticas. El mandatario denunció penalmente al intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís, por sobreprecios en la obra pública y también por la desviación de planes sociales en beneficio propio.

V. C.: ¿Qué nos puede decir sobre las maniobras de corrupción que está denunciando en Rosario de la Frontera?

Mirá también

G. O.: En Rosario de la Frontera hubo denuncias porque en el municipio se daban de alta planes sociales a nombre de gente que nunca se enteraba. Iba la gente al municipio a hacer un trámite por una garrafa o por lo que sea, luego se extraía las copias de su documentación, se sacaban planes sociales, y esa gente nunca se enteraba que era beneficiaria de planes sociales. Hay un audio en donde se lo escucha al intendente Gustavo Solís dar indicaciones a gente de su entorno de cómo debían sacar las copias y cómo debían dar de alta los planes sociales.

V. C.: ¿Quién cobraba estos planes?

G. O.: Lo cobraba el intendente. El secretario privado de él ya declaró, el único imputado de la causa ya declaró y contó toda la verdad. Contó que él era parte de este entramado, que él recibía la plata de parte del tesorero y se la pasaba al intendente. Hay un video que hizo este imputado, cuando lo veas no lo vas a poder creer. Además están los dos audios y en el otro audio está grabado el intendente con el empresario, que es presidente de una fundación, Walter Suqui, en el cual se escucha en ese audio que el intendente le pide a este funcionario que le facture toda la obra pública de Rosario de la Frontera y también en una obra específica le pide coima en retorno de esa obra, en la que se hizo alrededor de 15.000 metros cuadrados, y él le pedía un poco más de $100 de retorno por metro cuadrado, por lo cual cobra solamente en esa obra 15 millones de pesos en retorno. Esta fundación no tiene máquinas y no tiene nada, lo único que hacían es la facturación, y este tipo le daba el 10% de lo que facturaba.

V. C.: ¿Se sobrefacturaba?

G. O.: Exactamente. De eso tenían un gasto y quedaban $93 por metro cuadrado de adoquinado. Después también están los baños, en el que se quedaba aproximadamente $22.000 por cada baño. Se hicieron 600 baños, estamos hablando de más de 12 millones de pesos solo en baños.

V. C.: ¿Usted ha recurrido a la Justicia con estos datos?

G. O.: No solamente recurrí a la Justicia, esto se destapa a raíz de una investigación periodística, de un periodista de Rosario que pone en conocimiento a la gente que supuestamente tenía planes. Cuando la gente se entera de que estaba de alta cobrando esos supuestos planes hacen la denuncia. Después yo también hago la denuncia. A su vez está la declaración de uno de los imputados de la causa que era el secretario privado de Solís.

V. C.: ¿Habría que solicitar una auditoría en el municipio para ir al fondo de este tema?

G. O.: La auditoría ya se hizo. Tengo conocimiento de una información preliminar que la auditoría detectó irregularidades, efectivamente ellos detectaron, y hay recibos falsificados. Se presentaron a la Justicia los recibos de los supuestos adjudicatarios de estos planes de Salta Trabaja, están todos firmados con una misma firma y autorizados con la letra de Solís.

V. C.: ¿De cuántos planes estamos hablando?

G. O.: Rosario tiene alrededor de 650 planes de los cuales nunca se dio a conocer cuales son efectivamente. La Justicia nunca exigió que el municipio publique este listado para que la gente se pueda enterar, pero actualmente se detectó la irregularidad de 12 planes, y seguramente hay muchos más. La Justicia tiene que ordenarle al municipio que publique el listado de todos los planes a través de diarios y los medios, y no lo hace.