SALTA.- Gustavo Sáenz retomó sus actividades luego de estar internado en el Sanatorio El Carmen, por un cuadro de arritmia.

En su regreso, el Intendente agradeció el trato recibido en el nosocomio, y detalló que durante la noche anterior, había participado de una reunión, y que cuando comenzó a sentirse mal se trasladó por sus propios medios hasta el sanatorio.

Mirá también

Por otro lado sostuvo que “hoy estamos aquí con más fuerza que nunca. Sin salud no se puede seguir, hay que bajar algunos cambios, pedirles a los funcionarios que se comprometan un poco más, que ayuden, uno sólo no puede”.

En tanto agregó que “es difícil gobernar una ciudad tan grande como ésta, satisfacer a todo el mundo; hago lo más humanamente posible para resolver los problemas de la gente, pero para poder hacerlo uno tiene que tener salud”.

Finalmente el jefe comunal se mostró molesto con el comportamiento de algunos de sus funcionarios, y adelantó que podrían producirse cambios en su equipo de trabajo: “Vamos a tener que cambiar algunas cositas, y por sobre todo, le vamos a pedir a quienes acompañan que me acompañen con el mismo ímpetu que yo le pongo para mejorar la Ciudad, y aquellos que no estén en condiciones de hacerlo, ya veremos qué es lo que hacemos”.