Juan Manuel, gobernador de Salta,  cree que Mauricio Macri no logra transmitir confianza porque no explica la situación actual ni sus metas. Luego de una de las jornadas más críticas para la economía argentina, el mandatario se mostró contrario a cómo el Gobierno manejó la crisis cambiaria y la situación del país. Asimismo, se mostró optimista respecto de que la Nación y las provincias acuerden  pronto los términos del presupuesto. 

El gobernador salteño pidió a las autoridades nacionales que reconozcan el contexto crítico de Argentina ya que “una devaluación de esta envergadura en tan poco tiempo habla de una crisis fuerte”.

Mirá también

“Hay que salir de la historia de marchas y contramarchas, Argentina necesita previsibilidad, un horizonte de cierta seguridad”, dijo en una entrevista y reclamó información clara sobre las medidas que se están tomando para solucionar la crisis. “Informemos el proceso, no subestimemos a la gente”, dijo.

En este sentido sostuvo que su sensación es que el Gobierno subestimó el nivel de volatilidad y de debilidad que tiene el país. “No se tomó el peso de la falta de confianza en la Argentina que todavía existe. No se toma conciencia de que la falta de confianza no es algo que se puede rebatir con un discurso. Eso necesita acciones concretas”.

Consultado sobre las decisones que toma el equipo de Macri, se mostró partidario  de "no correr atrás del dólar" y que "a las 48 hs se cambie de opinión. Cuántas decenas de millones de dólares se tiraron en esta historia y se terminó siendo ineficiente”, dijo.

Además agregó que es necesario llevar certidumbre de cómo Argentina puede cumplir con sus compromisos, “pero no detrás de un discurso sino con una demostración fáctica” y dijo cuando se discuta el presupuesto habrá una oportunidad para hacerlo.

En referencia a lo puntual en qué  falló el Gobierno de Macri, indicó que “Lo que falló es que la Argentina no ha dado señales de confianza. Si hay inestabilidad o inseguridad respecto de que la Argentina pueda cumplir sus compromisos, inevitablemente pasa esto. El tema no es hoy. Hoy es el día que te rebotaron los cheques, pero esto es consecuencia de no haber generado certidumbre” dijo.

Para  el mandatario, la falta de explicaciones claras por parte del Gobierno se debió a que se ha subestimado la magnitud de la crisis: “El hecho de negar que tenemos una crisis es lo primero que demuestra que se la subestimó”. Sobre la posibilidad de que haya un cambio en el gabinete se volvió  a mostrar negativo  y manfiestó que no cree que las personas sean tan importantes como para generar confianza en la Argentina.

En referencia al presupuesto, Urtubey dijo que desde el Gobierno Nacional se dice que el acuerdo por el presupuesto está muy avanzado pero en realidad su opinión difiere en esto, ya que si hay voluntad de acordar,  todavía no se habla ni de porcentajes a bajar, ni de los ítems en los que esto se aplicará. Sobre la negociación opinó  queno será ni 100% de lo que quieren ellos ni el 100% de lo que queremos nosotros, pero lo positivo que rescató es que sí hay voluntad de diálogo.

De esta manera, agregó que “será difícil tener posiciones unificadas porque este proyecto no discute teoría, discute la práctica y la ejecución de gastos que en cada provincia impacta diferente”, y aseguró que trabaja “en los consensos para que el Gobierno cuente con un presupuesto sustentable para el año que viene”.

El gobernador salteño, apuntó que “además de discutir gastos, es necesario discutir ingresos entendiendo que bajar el gasto es una condición necesaria pero no suficiente. Si Argentina no crece, si no exportamos más, si no mejoramos la balanza comercial, todo lo que hagamos en política fiscal, en política monetaria revienta”.

Dejó en claro también que en caso de ser convocado a la reunión de gobernadores prevista para el marte en el CFI, Urtubey no asistirá a menos que se trate de algo de gravedad extrema, dijo que tiene la agenda completa en la provincia.

Finalmente consutlado sobre su candidatura, sostuvo que  el peronismo va a seguir esperando para definir candidatos y “en esta volatilidad y en esta crisis me parece que discutir candidaturas es ciencia ficción. La gente tiene un nivel de hartazgo tan grande con el sistema político que si creemos que esto se resuelve con más política electoral no estamos escuchando a la gente” concluyó