SALTA.- La directora de Anses UDAI Norte, Laura Cartuccia es una funcionaria de la que no se conoce mucho sobre su nivel profesional, pero sí sobre sus ambiciones políticas y económicas, ya que en su momento fue muy cuestionada por ser una “polifuncionaria” que habría ostentado varios cargos en el Estado a la vez. 

La dicha Cartuccia, enrolada en el pensamiento feminista y con el discurso de empoderar a la mujer, se ve que la tiene bien claro que estaría haciendo balance en el trampolín para pasar de Cambiemos al FPV acompañando a Sergio “Oso” Leavy,  candidato a gobernador por Salta y allí está el eje de la cuestión, porque deduciendo del posteo de la “Lau Cartuccia”, la fulana estaría con ganas de acompañar al “Oso” como candidata a vicegobernadora.

Mirá también

Posteo de Cartuccia en facebook

Tal parece, la ambición de “Lau” es tal, que luego de hacer profesión de fidelidad con Gustavo Sáenz para  secundarlo en la Intendencia en tiempos en que expresaba que el alcalde mayor de Salta realizaba “una gestión excelente”  y tenía “un compromiso con nuestro líder”, ahora piensa cambiar de monta a mitad del río.

El cargo mata al líder y se comenta que “Lau” ya tendría conversaciones adelantadas con el sector de Leavy para acompañarlo como vicegobernadora a pesar de que la ideología del FPV esté en las antípodas de Cambiemos.  

Será cuestión de que los días por venir terminen dando testimonio de que Cartuccia además de “polifuncionaria” es –como dirían en el barrio- una trepadora o ¿se arrepentirá y volverá a la primera opción?, lo cual igualmente la dejaría dentro de la línea de las personas "non gratas" y poco confiables en la política, aquellas que apuestan al beneficio propio y del mejor postor y donde su lema es "primero yo, segundo yo, siempre yo". Solo resta esperar si Sáenz, dejará pasar esta actitud de traición, pues lo cierto es que donde está Cartuccia, siempre hay problemas y lo que el actual intendente necesita en estos momentos es fidelidad probada y gente que trabaje en equipo sin ambiciones desmedidas, cualidades que le faltan ampliamente a "Lau"

Por Franco Alvarado