SALTA.-Hoy será un día clave en el Consejo de la Magistratura, ya que los jueces salteños elegirán a sus representantes.

No serán más de 120 jueces los llamados a votar, pero en esa minúscula porción de la sociedad están depositadas buena parte de las esperanzas ciudadanas de que se produzca un cambio radical en la política de Salta.

Mirá también

El oficialismo busca un buen resultado para compensar la mala gestión del último período, en donde la Justicia de la provincia dejó mucho que desear.

Los números indican que el resultado de la votación puede arrojar sorpresas, ya que algunos jueces sostienen que lo mejor sería darle la espalda al oficialismo y votar algo más conveniente.

Y aunque el oficialismo bicéfalo ganara las elecciones, quedará patente la profunda división de la judicatura, tanto si la lista opositora consigue hacerse con más de 40 votos, como si la suma de los sufragios del oficialismo es inferior al número de avales obtenidos por los miembros de la lista más cercana al gobierno y más alejada de la independencia.

Es verdad que a muchos les gustaría quedarse como están. Pero es que si un juez es valiente para dictar sentencias sin que nadie le indique a favor de quién fallar, debe ser todavía más valiente para  elegir en libertad entre la tenaza oficialista (que representa el terror, principal enemigo de la libertad y la dignidad de un juez) y la promesa de independencia y calidad institucional.