SALTA.- Marcelo Lara Gros, intendente de Orán, dialogó con Voces Críticasasegura que es un disparate un aumento del 35 %para los docentes y que los municipios no cuentan con el dinero para pagar esos sueldos.

V. C.: ¿Qué opinión tiene sobre el anuncio que hizo Yarade sobre el aumento del 35 % a los docentes?

Mirá también

M. L. G.: Creo que hay que hacer una reunión urgente, y eso estamos pidiendo al presidente del Foro porque nosotros no estamos con posibilidades de pagar este aumento. A nosotros, la coparticipación no nos aumenta con la situación de recesión que hay en el país. Sufrimos la inflación como sufren todos, esta mezcla entre inflación y recesión hace que sea muy difícil la situación y que el país esté en emergencia. El que no comprende esto, no se da cuenta de lo que está pasando. Es una emergencia, y por lo tanto podemos decir que es un top del fracaso de la política nacional. Pero eso con decirlo no solucionó nada. En este momento, lo que pido es que tienen que tener prudencia las partes para que logremos acuerdos que podamos cumplir y evitemos paralizar las obras. Mucho menos dejar gente en la calle, al sacrificio lo tenemos que hacer. No podemos paralizar obras que son para la gente que más las necesita, como es el agua, las cloacas, el asfalto, la luz. Hay que seguir con eso, opino que los docentes deberían ganar tres veces más, pero es imposible. ¿De dónde va a salir la plata? Si para esos aumentos hay que despedir gente o dejar de hacer obras, creo que todos tenemos que hacer un poco de sacrificio. Así como otras provincias arreglaron, por ejemplo Tierra Del Fuego con el 23 %, Capital Federal arregló el 29 %, para nosotros el 35 % es imposible. En la vida no siempre se hace lo mejor, sino lo que es bueno y posible. No podemos hacer lo imposible porque vamos a fundir todo, no vamos a poder pagar y vamos a dejar de prestar los servicios. Orán ha decidido este año no aumentar las tarifas, porque la gente no podía pagar, vamos a tener las mismas tarifas que el año pasado, pero vamos a pedir que la gente cumpla para que le podamos prestar los servicios. Así lo hicimos, pero si me dicen ahora que tengo que aumentar un 35 % va a ser imposible. Los que soportan los gastos del Estado son todos los vecinos, entonces esos mismos maestros van a ver aumentadas sus tarifas. Tenemos que evitar crear una carga más a los vecinos.

V. C.: ¿Por qué hay muchos docentes que están ganando entre $10.000 y $12.000?

M. L. G.: Diez mil pesos no gana ninguno, no sé cuánto ganarán.

V. C.: ¿Por qué hay recibos de sueldo de ese monto en capital?

M. L. G.: No discuto eso, creo que tienen que ganar tres veces más al mes. Pero mis empleados también tienen derecho a ganar tres veces más.

V. C.: ¿Se puede sostener una familia tipo con ese sueldo?

M. L. G.: No, no se puede. También lo comprendo, pero hay gente que no tiene nada. Tengo municipales que ganan menos que eso, entonces es duro también. Ellos nos prestan un servicio y quieren seguir prestándolo, pero quieren también recibir otro servicio del Estado. Si fuera que al Estado le sobra la plata..., pero estamos en una Argentina que está quebrada totalmente. Cada vez que voy a algún negocio al centro, este ya cerró; el dueño del negocio sin trabajo y quedó el empleado que tenía. La desocupación está subiendo en forma alarmante. Todos tenemos que hacer sacrificios para no dejar esa gente en la calle, porque no hay otra. Todo es cuestión de sentido común.

V. C.: ¿Se encuentra al tanto de que se pidió la renuncia a la ministra Berruezo?

M. L. G.: No, me parece una barbaridad solicitar eso, como si la ministra fuera la culpable de la situación. En todo caso se tendría que pedir a las autoridades económicas que nos llevaron a esta realidad y que nos dijeron en su momento que era muy fácil solucionar el tema de la inflación, ya vamos cuántos años, no solo no solucionaron el tema de la inflación sino que estamos peor. La gente no pediría aumento de sueldo si no hubiera inflación. Lo ideal sería terminar con la inflación para tener estabilidad en los sueldos y en todo.

V. C.: ¿Van a planear alguna reunión con el foro de intendentes para debatir esta situación?

M. L. G.: Sí, es fundamental que lo hagamos. Nos estamos comunicando con el presidente de turno. No estoy en contra de los maestros, me gustaría que ganen mucho más. Lo que pasa es que son maestros que viven en una Argentina devastada, y tenemos que salir adelante.

V. C.: ¿Es factible pedir más sacrificio a la gente?

M. L. G.: No, pido que todos nos sacrifiquemos en la misma medida. Hay empleados municipales que ganan menos, que están levantando basura por ejemplo, y que yo no puedo pagarles eso. No puedo porque no tengo la plata, no porque haya hecho una mala gestión sino porque me tocó una Argentina que estamos viviendo todos. No quiero politizar esta situación. Creo que hay gente que trata de politizar estos momentos difíciles. El país está en una emergencia muy grave.