SALTA.- En sintonía con la polémica por los “errores” en la liquidación de sueldos de los empleados de Campo Santo, Mario Cuenca criticó fuertemente la protesta que vienen llevando a cabo los gremialistas municipales.

En una entrevista con un programa televisivo, el Presidente del Foro de Intendentes manifestó que "un señor que se encargaba de correr la manguera, cobraba cerca de $80.000". En esta línea añadió: "Tengo toda la documentación para presentarle a la prensa, estos tipos que dicen estar en huelga de hambre, deben estar enojados por no poder seguir comiendo sushi".

Mirá también

Por otro lado Cuenca denunció que vive un hostigamiento por parte de los sindicalistas, los cuales se pusieron a acampar afuera de su casa. “Repudio totalmente las marchas que me hacen afuera de mi casa los gremios de ATE, UPCN, CTA. Yo asumo la responsabilidad y ya dije, el que no trabajó el mes de mayo no cobrará el sueldo", puntualizó.