SALTA.- Con un locro servido en un local céntrico, los radicales que adhieren al sector que lidera el dirigente radical, Luis “Lucho” Zavaleta, celebraron un cónclave donde analizaron la situación del partido, los resultados de la Convención nacional, y definieron su estrategia electoral para este año.

Con un número de comensales que superó holgadamente el centenar de personas, y al que asistieron figuras consulares del radicalismo salteño como Osvaldo Camisar, Néstor Salvador Quintana, Federico Núñez Burgos, y una singular cantidad de dirigentes del interior de la Provincia, durante los discursos dejaron en claro la intención de actuar apoyando el frente que conduce el actual intendente, Gustavo Sáenz.

Mirá también

Convencidos de que los tiempos marcan una dinámica diferente para la política, coincidieron en la necesidad de buscar consensos a partir de coincidencias antes que mantenerse apartados por las disidencias. La transversalidad de la política abre además una instancia de mayor participación, de donde este sector del radicalismo entiende la necesidad de ocupar un espacio importante dentro del esquema del frente que postula a Sáenz para la gobernación.

Tras las palabras de bienvenida, “Lucho” Zavaleta marcó las diferencias que mantienen con el pequeño grupo que conforma el oficialismo radical, y llamó a una gran participación de todos los radicales para levantar al “partido más antiguo del país y ponerlo nuevamente al servicio de la sociedad”.

Tras acordar un trabajo conjunto con toda la dirigencia del interior, quedó pendiente una reunión para analizar la postura de esta línea en orden a la próxima Convención del radicalismo local, la cual se celebrará en la semana próxima.

Con esta reunión se consolida la tarea de Zavaleta de ir reagrupando a la Unión Cívica Radical bajo sus banderas históricas, y fortaleciendo su presencia como uno de los sectores más organizados provincialmente para apoyar la candidatura a gobernador de Gustavo Sáenz.

Gonzalo Cisneros para Voces Críticas