SALTA.- (Redacción Voces Críticas) Gracias a una colecta interna, la Casa Radical se salvó de un remate.

Tal como lo había adelantado Voces Críticas, y dirigentes de altos sectores del radicalismo quisieron callar, desde el centenario partido lograron saldar una deuda laboral de más de un millón de pesos con un ex empleado.

Mirá también

“La cifra que se abonó es de $1.080.743 a favor de Rufino Mecilla, quien había iniciado hace tiempo un juicio laboral contra el partido", consignó QPS.

Por tal motivo, las autoridades partidarias iniciaron una colecta para recaudar fondos, y así mantener el inmueble de calle Mitre al 653.

Pese a que "aún resta abonar parte de los honorarios de abogados, la deuda laboral se pagó”, afirmaron.