SALTA.- Voces Críticas dialogó con Juan Guardia, papá de Ainara, quien padece una cardiopatía congénita y necesita ayuda para viajar al Garrahan

La pequeña ya sufrió tres intervenciones quirúrgica por lo que debe controlarse cada 6 meses en Buenos Aires. Su familia necesita colaboración para traslados, hospedaje y manutención, por esto, se organizó una Peña Solidaria en Marca Borrada del Paseo Balcarce.

Mirá también

V. C.: Su hija está en una situación delicada de salud ¿Verdad?

J. G.: En este momento está controlada, ella tiene una válvula mecánica y cada seis meses la tenemos que llevar a Buenos Aires porque los controles del Garraham son más complejos y exhaustivos; si bien es cierto que aquí en el Materno Infantil tenemos muy buenos cardiólogos, si no fuesen por ellos mi hija no estaría viva. Pero, lamentablemente el Garraham cuenta con todos los aparatos que acá no tenemos.

V. C.: ¿Cuál es el cuadro clínico de Ainara?

J. G.: Ella tiene cardiopatía congénita desde que nació. A los 6 meses le hicieron una cirugía que fue la primera que le hicieron acá en el Materno Infantil. Luego le realizaron dos cirugías más en el Garraham; la última fue el 13 de noviembre del año pasado y tuvo complicaciones, le agarró arritmia y tuvo provisión pulmonar. Estuvo ocho días con un aparato para irrigar sangre en el cuerpo, mientras su corazón descansaba porque es una operación a corazón abierto. Ella tiene una válvula mecánica a todo momento y lamentablemente tiene muchos controles que no puede hacerlo en Salta.

V. C.: ¿Cuál es el tratamiento que está necesitando?

J. G.: Está necesitando tratamiento anticoagulación que en este momento es esencial para que no se obstruya la válvula. Esto se lo realiza aquí en el Materno Infantil, cada 10 a 12 días dependiendo del nivel de coagulación.

V. C.: ¿Hay algún tratamiento para que Ainara esté bien?

J. G.: Lo que ella tiene, es de por vida lamentablemente, porque ella estuvo casi 3 años con el corazón grande y se le deformaron las aurículas y los ventrículos y con la válvula mecánica se puede lograr que todo vuelva a la normalidad. Pero como dijeron los cardiólogos esto lleva su tiempo. Si Dios quiere, de a poco, va a salir de esto y va a volver a la normalidad su corazón. Con un seguimiento y controlándole la válvula puede llegar a tener una duración de 10 años, luego tendría que hacerse una cirugía de nuevo para cambiar de válvula porque todo depende del crecimiento de ella.

V. C.: ¿Los gastos que implican estos tratamientos son muy costosos?

J. G.: No, gracias a Dios todos los estudios que le hacen en el Materno Infantil se hace por medio del Estado. Tengo obra social y lamentablemente la obra social no se está haciendo cargo ni de la medicación, ni nada. Esto sale de mi bolsillo y son medicaciones que ella tiene que tomar todos los días. Con un buen seguimiento y si todo vuelve a la normalidad de las 5 medicaciones que toma va a quedar uno que es más que nada para la coagulación de sangre.

 

V. C.: ¿Están viendo de hacer colectas para poder hacer el tratamiento?

J. G.: Lo que se realizó fue una peña por el tema del traslado operario. Lamentablemente la vez pasada fuimos por 15 días y estuvimos 55 días. En Buenos Aires el gasto es el triple de lo que es en Salta. En Salta tenemos gente que nos dan una mano, en Buenos Aires no, ahí nadie nos conoce y no tenemos familia y se vuelve más difícil la situación.

V. C.: ¿Cuándo va a ser la peña? ¿A dónde se puede acercar la gente para colaborar?

J. G.: La peña es en Balcarce 935 Marca Borrada, el 19 de mayo a partir de las 21 horas. La entrada se la puede comprar anticipada a mi teléfono que es 3874125190. Nos puede mandar un mensaje y nosotros se la acercamos a donde sea.