SALTA.- Voces Críticas dialogó en exclusiva con el vicepresidente de la Cámara de Farmacias Francisco Pulo se refirió al asunto de los suplementos vitamínicos y dietarios de venta libre. Aseguró que esto debería ser un tema de agenda en la salud pública de la Provincia y advierte que la ingesta de estos productos, sin el asesoramiento de especialistas, podrían generar serios problemas en el hígado y en los riñones.

V. C.: ¿Los gimnasios son lugares donde más se comercializa suplementos vitamínicos y dietarios?

Mirá también

F. P.: Nosotros estamos viendo y hablando de esto bastante con nutricionistas. Creemos que el uso de suplementos ha crecido tremendamente en los últimos años debido al cambio de vida que se ha dado en la población. La gente hace más deporte, los chicos están más abocados a los gimnasios, una vida en teoría más sana. También vemos que se ha suplementado mucho con muchas hormonas del tipo anabólicos y suplementos dietarios, que si bien están en venta libre creo que debería ser bajo una supervisión estricta, no sólo de un profesional farmacéutico, sino fundamentalmente un nutricionista. Los licenciados en nutrición son los que deberían generar las recetas, o la venta de este tipo de producto para que sean dados, sobre todo, a los menores de edad. Siempre de la mano de nutricionistas, hemos dado charlas a la comunidad sobre el tema, porque hay muchos chicos con problemas en el hígado y otro tipos de problemas por el uso indebido de estos productos.

Sería muy bueno que se regule y que sea manejado fundamentalmente por un profesional de la nutrición, que se haga un estudio al chico y en base a eso que se genere una receta y que se venda en la farmacia. No me parece que el profesor de gimnasia sea la persona indicada para generar esta venta y dar la recomendación de aminoácidos, hormonas, anabólicos y demás.

V. C.: ¿Hay ciertos requisitos que tienen que cumplir estos lugares para poder tener en venta este tipo de productos?

F. P.: Tienen que estar exhibidos bien guardados y bien conservados. Conocer el origen, ver los vencimientos, ver de dónde entran. Hay muchos productos que estuve buscando los importadores y no los consigo. Hay bastante descontrol en este tema y esto me parece que es más competencia de la Salud Pública que de la Municipalidad.

V. C.: ¿Qué efectos puede provocar en la salud de una persona el consumo de uno de estos productos vencidos, o el mal consumo, sin la recomendación de un especialista?

F. P.: Nosotros tenemos una farmacia que se dedica a la salud, nutrición acompañados de especialistas que nos decían que habían visto muchos problemas sobre todo en el hígado y problemas en los riñones. Creo que lo más adecuado sería consultar en el Colegio de Nutricionistas para no meter la pata en esto.