SALTA.- Voces Críticas dialogó con médico cardiólogo Sebastián Schanz, uno de los profesionales que participó en la innovadora cirugía fue realizada en el Hospital Público Materno Infantil.

El paciente, es el más joven del país en recibir este tipo de dispositivo de alta tecnología. Padece una enfermedad congénita que le provoca arritmias. La innovadora cirugía fue realizada en el Hospital Público Materno Infantil.

Mirá también

El médico cardiólogo Sebastián Schanz, uno de los profesionales que participó del procedimiento, explicó a Voces Críticas  que cuatro miembros de la familia del jovencito padecen una enfermedad genética y al descubrir que él también presentaba síntomas se decidió en un primer momento colocarle un Holter trasplantable para monitorear permanentemente su ritmo cardíaco.

V. C.: ¿Qué comentarios nos puede hacer sobre el procedimiento y cómo se llevó a cabo esto?

S. S.: El procedimiento es un implante de cardiodesfibrilador subcutaneo, es una tecnología nueva que ingreso al país y se colocó en Buenos Aires a fines del año pasado. Este es uno de los primeros en el interior y con el paciente más pequeño. El aparato se coloca debajo de la piel en la zona del tórax del paciente, su función es detectar el ritmo del corazón y cuando detecta una arritmia potencialmente mortal este aparato produce una descarga como cualquier desfibrador, esto corta la arritmia y evita la muerte súbita. El niño tiene el síndrome de QT largo, tiene la misma enfermedad que sus dos hermanitos y el padre, pero es el único que necesita tratamiento en base a los estudios que le hicimos.

V. C.: ¿Esto también tiene que ver con el avance de la medicina incorporando tecnología para poder solucionar estos cuadros muy complicados?

S. S.: Claro, esto es un procedimiento que intenta prevenir la muerte súbita de estas personas jóvenes, cada vez hay más avances y tiene como finalidad detectar pacientes que tienen esta anomalía genética y usar tecnología que lo salva.

V. C.: ¿Esto también facilita el monitoreo para próximos estudios?

S. S.: Claro, el aparato está monitoreando permanentemente el corazón, nosotros también lo controlamos desde afuera y nos da información sobre el funcionamiento del corazón de este niño.

V. C.: ¿Cómo vivieron ustedes la intervención?

S. S.: El doctor San Millán y yo hace 3 años viajamos a España para formarnos en la colocación de este tipo de aparatos en la ciudad Palma de Mallorca, nos entrenamos ahí y todavía no se había colocado ninguno en Argentina. Fuimos uno de los primeros que nos entrenamos en eso y ahora cuando se dio el caso ideal lo realizamos. Es un paciente que surgió del Hospital Materno Infantil, es un paciente del doctor Alberto Robredo. Él nos consultó, luego lo estudiamos y consideramos que esta era la terapia adecuada, por eso se colocó en el hospital. El niño está muy bien por suerte.

V. C.: ¿El paciente respondió correctamente a este tratamiento?

S. S.: Así es, lo controle hace 2 días y está muy bien.

V. C.: ¿Qué opinión tiene que hay gente que dice que no se atiende bien a los pacientes en el Hospital Materno Infantil?

S. S.: Yo no soy médico del hospital. Trabajo en la parte privada, pero cuando tienen pacientes con arritmia nos consultan a nosotros, entonces nosotros en ocasiones hacemos procedimientos en el hospital que paga el Ministerio de Salud y es un trabajo continuo. Tengo la mejor de las experiencias y por eso preferimos hacerlo ahí y no en una clínica privada porque el manejo en el servicio de cardiología es muy prolijo, muy profesional y tiene todo el equipamiento necesario. Este procedimiento decidimos hacerlo sin cobrar honorarios porque es un procedimiento caro, el aparato es muy caro y para el paciente también tiene un costo que no le cubre la obra social, esta es otra razón por la que decidimos hacerlo en el hospital, para que no tenga costo sobre la colocación del aparato.