ENTREVISTA EXCLUSIVA

Félix González Bonorino sobre la campaña de pedido a las Iglesias para personas en situación de calle

Voces Críticas dialogó en exclusiva con el sociólogo, quien dijo que "Esta campaña lo que hace es reflejar una situación que creíamos que nunca más íbamos a tener"
jueves, 4 de julio de 2019 · 23:30

SALTA.- Voces Críticas dialogó en exclusiva con el sociólogo Félix González Bonorino, quien analiza con detalle el surgimiento y el impacto de esta campaña de invierno que le solicita a las Iglesias que abran sus puertas para las personas en situación de calle.

V. C.: Hay una campaña que ha surgido para que abran las iglesias en el período invernal a las personas en situación de calle, ¿qué análisis realiza respecto a este tema?

F. G. B.: Esta campaña lo que hace es reflejar una situación que creíamos que nunca más íbamos a tener, por un lado se está muriendo gente en las calles, producto de la desaparición del Estado como protector y de la crisis económica. El Estado no protege a nadie y lo deja morir, estamos hablando de todos los estados provinciales y sobre todo la zona centro y sur donde hace más frío que acá.

Las iglesias se ocuparon de esto durante 14 siglos, lo dejaron de hacer para que se ocupe el Estado y de golpe se produce un retroceso gigantesco. Ante la crisis, bienvenido sea que se cobijen en algún lado, pero no me parece que tenga que ser el primer lugar de ir a buscar; las iglesias no son un albergue. No sé si es una propaganda de alguna campaña, pero me parece dramático.

 

V. C.: ¿A dónde cree que van dirigidas las demandas de la gente?

F. G. B.: La gente se ha cansado de pedirle a los gobiernos. Nosotros vemos el hecho aislado que la gente le está pidiendo a las iglesias y en este momento llama la atención, pero esto tiene un proceso de maceración, un proceso de construcción que ha llevado que ahora la gente le pida por favor a las iglesias que alberguen a la gente para que no se mueran de frío en la calle. Estoy seguro que antes hubo mucha gente que le dijo al gobierno, o a defensa civil para que salgan a distribuir frazadas. Nosotros nos asombramos con el hecho de pedirle a las iglesias, pero las iglesias son el último recurso, esto sucede porque hay que recurrir a alguien que sea más sensible que una organización estatal que no responde.

V. C.: Esto se pronunció más también porque hay datos que indican que en Buenos Aires hay más de 1000 personas en condición de calle que literalmente se están muriendo de frío, ¿qué análisis se hace de esto?

F. G. B.: En la ciudad más rica probablemente de América del sur hay 1180 personas censadas en condición de calle, en Buenos Aires, ¿qué queda para esta zona?, hay instituciones que han cubierto las necesidades de los indigentes crónicos. Hay organizaciones muy sensibles que se han hecho cargo, porque el Estado no se ha hecho cargo, y han construido albergues para que ellos estén. En Salta hay mucha sensibilidad también. Fíjate que pedimos la separación de la iglesia del Estado y después golpeamos la puerta de la iglesia y le pedimos que haga lo que no hace el Estado, hay una incongruencia manifiesta.

Comentarios