SALTA.-Desde ayer, en Bolivia, se comenzó a observar un gran incremento en la cuenca del Pilcomayo.

Debido a la rápida crecida, se emitió el Alerta Roja para toda su extensión, desde Viña Quemada hasta la cuenca baja superior, dado que se prevén desbordes importantes.

Mirá también

Se explicó que la peligrosidad radica en que ya se "superaron todos los niveles de riesgo máximo".

Por otro lado, el grupo de Monitoreo y Alerta del Pilcomayo del programa Gran Chaco Proadapt declaró un ascenso de hasta 7.30 metros a las 16.30 del sábado en Puente Aruma.

El pasado 12 de enero, los picos en Puente Aruma alcanzaron niveles de casi cinco metros. La crecida fue en ascenso hasta llegar a los 7,30 metros. En la madrugada de ayer se previno alcanzar datos semejantes al año pasado. Cabe recordar que el 12 de febrero de 2018, con un nivel de 7,64 en Puente Aruma, llegó a 9,67 metros en crecida.

Alertan que esta semana, la crecida podría igualar los números del año pasado.

Referido al tema, el capitán grande del pueblo Weenhayek, Moisés Sapiranda, explicó que aún no tiene reportes de las comunidades que habitan en la ribera del Pilcomayo cercanas a la frontera con Argentina. Fueron 50 familias indígenas las que quedaron sin vivienda por la llegada del río, el año pasado.

"Las comunidades están alertas ante los cambios en el Pilcomayo. Esperamos que las autoridades se pronuncien pero hasta ahora no han dicho nada. Hay dejadez. El año pasado 50 familias fueron afectadas y se quedaron sin nada. No hay prevención por parte de la Gobernación, del municipio", manifestó.

En Salta, ante el alerta declarada, se activaron los monitoreos, por el mal recuerdo fresco de las inundaciones sufridas en Salta Victoria Este a principios del año pasado.