SALTA.- Tal parece que el conflicto entre el Gobierno y bagayeros no tiene fin, ya que en las últimas horas, los trabajadores de la frontera volvieron a instalarse sobre la Ruta Nacional 50, bloqueando el paso entre Orán y Aguas Blanca.

Aseguran que mientras pasan los días, y continúan sin trabajar, se agotan los recursos y la situación se torna extrema para varias familias que claman la presencia de funcionarios y legisladores.

Mirá también

Por el momento, la medida de fuerza mantiene a trabajadores apostados sobre la traza de la ruta, aunque el corte es a media calzada, el tránsito es a paso lento. No obstante, amenazan con recrudecer la protesta.