SALTA.- Ricardo Bima, delegado gremial de ATE agroindustria, habló con Voces Críticas sobre los recortes en la división de Agricultura Familiar de la provincia.

V. C.: ¿Qué medidas se van a tomar como consecuencia del ajuste que se aplicó en el INTA?

Mirá también

R. B.: Estamos aprovechando que se juntan organizaciones de Agricultura Familiar y productores, que hoy tienen una reunión justamente para analizar el tema de la retracción de las políticas públicas hacia el sector. Nosotros hemos acordado en hacer una conferencia de prensa y visibilización de cómo ha afectado la gestión del Gobierno desde que inició hasta ahora al sector de Agricultura Familiar, a los trabajadores que hemos sido despedidos, y que además está siendo recortada toda la estructura. Esa es la medida que hoy vamos a tomar en el INTA, que va a ser una instancia de difusión. A un año que se produjeron los despidos masivos del 2018, tuvimos dos tandas de despidos, y al día de hoy pedimos que se reincorpore a 24 compañeros.

V. C.: ¿En el INTA se hicieron despidos o recortes del personal?

R. B.: En INTA todavía no hay despidos y justamente tiene que ver con la gestión que ha hecho la dirección que venía de la gestión anterior y que ha defendido la estructura del INTA. En cambio, en Agricultura Familiar, el Ministerio de Agroindustria y la Secretaría de Agricultura Familiar, la política fue de desmantelamiento total echando gente. En el INTA lo que se ha hecho es reestructurar y sacar cargos jerárquicos, entonces con eso se ha producido el ahorro, pero además lo que se ha hecho es desmantelar los institutos de investigación para la agricultura familiar, se afecta de nuevo al sector más vulnerable, en términos de las políticas que llegan.

V. C.: ¿Cuántos son los trabajadores afectados de agricultura familiar?

R. B.: En Salta tenemos 24 despedidos que estamos pidiendo la reincorporación; en Santiago Del Estero son mucho más, alrededor de 100 y pico; en Jujuy quedaron de 10 a 15 trabajadores. Se redujeron las plantas en un 50 % aproximadamente.

V. C.: ¿A qué hora va a empezar la jornada de movilización y asamblea?

R. B.: Nosotros, a las 12, llamamos a los medios, y a todos aquellos de otras organizaciones que quieran escuchar, al salón de actos del INTA de Cerrillos, para difundir de la propia boca de los productores y de los sindicatos que agremiamos a los trabajadores.

V. C.: ¿Esto trae aparejado un retroceso en lo social, teniendo en cuenta la difícil situación económica?

R. B.: Sí, es parte de la irracionalidad de este modelo político económico. Se recorta en aquellos sectores más vulnerables. Al recorte lo vienen sufriendo los agricultores familiares desde que se inició esta gestión, porque se congelaron los recursos para gastos operativos e incluso bajaron. Cuando hay que hacer arreglar vehículos o se necesitan recursos para viajar, el trámite es larguísimo. Se cerraron oficinas que teníamos en los territorios. Nosotros teníamos oficinas en 18 departamentos de la provincia de Salta, actualmente estamos en 11. Nuestro trabajo es de cercanía, tiene sentido si estamos cotidianamente. Es un trabajo de campo de capacitación, asistencia técnica, proyectos de infraestructura comunitarias, todo eso requiere que la asistencia técnica esté disponible en el momento que se requiere. Si se echa a los técnicos, es difícil de hacer el trabajo.