SALTA.- (Redacción Voces Críticas) Micaela Villavicencio es una joven que fue salvajemente agredida en marzo.

Las atacantes fueron tres mujeres y lo hicieron "porque le tenían envidia". Tiene 20 años y quedó con su vida arruinada. 

Mirá también

Por todas las complicaciones que presenta, espera hace más de un mes el traslado a Buenos Aires. 

 

Tras ser víctima de una feroz golpiza por parte de tres jóvenes el pasado 30 de marzo en barrio. Necesita ser operada del esófago, intervención que le permitirá hablar y comer. 

“Los médicos nos tienen dando vueltas porque dicen que cuatro hospitales de Buenos Aires la rechazaron, y después dijeron que van a traer un especialista de allá para operarla acá, pero todavía no hay nada”, comentó su abuela. 

Y agregó: "Ella entró hablando y comiendo, y resulta que acá le fisuraron el esófago, los médicos no se quieren hacer cargo, habían pensado en darle un alta domiciliaria pero no nos dan los equipos que ella necesita ni la atención de los profesionales que requiere, querían enseñarnos a nosotros para que aprendamos a hacerle”.

Con respecto al complicado momento económico que están viviendo comentó: “Yo gastó más de  70 pesos en boleto, prácticamente vivo en el hospital, yo dejé de trabajar, dejé todo lo que yo hacía, porque tengo que estar con ella, los vecinos la vez pasada organizaron una rifa así juntamos unos pesos, pero vos viste que no alcanza, a veces me mantengo con mate cebado, tengo diabetes, soy hipertensa, y tengo hernia de disco”.

Por último, indicó que necesitan la crema Platsul para tratar a la joven. “Tiene una tremenda escara que todavía no se cura”, finalizó.