SALTA.- Un día como hoy, hace dos meses, Micaela, una joven del barrio Norte Grandes, fue salvajemente golpeada por unas chicas que eran sus vecinas. 

Tristemente le fracturaron la cervical, y luego de lucharla hoy se recupera pero necesitan volver a operarla de la tráquea y el esófago en Buenos Aires. 

Mirá también

Su abuela contó por un programa televisivo que están viviendo lo peor: “Está muy flaquita, bajó como 20 kilos y sufre de depresión, los médicos hablaron con ella le dijeron que todo esto es por su bien y que pronto podrá volver a hablar y comer”.

Para su mejora, deberán tramitar un turno en el Hospital Argerich, “Me dijeron que la Oficina de Asistencia Social pagará mis pasajes y demás pero yo quisiera llevarme a mi otro nieto porque es enfermero y entiende de cuidados. Tengo hipertensión y soy diabética, una mala noticia me descompensa, realmente estamos pasando momentos muy difíciles”.

Pero esto no es todo, económicamente la familia de Micaela no está nada bien, como todo el país. “Con mi familia vivimos de las ganancias de un almacén que apenas nos da para comer, por falta de pago me cortaron el gas y tengo miedo de que me retiren el medidor. Necesito 80 pesos diarios sólo para pagar los colectivos e ir a verla”, contó.

Por otro lado, la familia está desesperada porque desde el Hospital San Bernardo les piden cremas y spray para la joven que tiene escaras. “Las cremas para que su cuerpo sane y no salgan nuevas salen como 800 pesos, ya no sé de dónde sacar el dinero  para poder comprarlas”.

“Ella es mi nieta, es mi hija, yo la crié, no sé cómo ayudarla, no puedo llevar a casa y necesito recursos para que tenga una pronta recuperación”, lamenta. 

Si tenés algo con lo que podés ayudar, comunicate con los familiares de Micaela.