POR CAROLINA MENA SARAVIA

In Memorian Edmundo Servero Mena

Bondad, rectitud y hombría de bien son virtudes difíciles de ostentar, sin duda fueron las que más resaltaron en él
miércoles, 8 de mayo de 2019 · 22:33

El 9 de abril ha dejado de existir, en San Miguel Tucumán, Edmundo Severo Mena. Miembro de antiguas familias tucumanas y de San Antonio de Areco, era hijo de María Eloísa Martínez Castro y Edmundo Severo Mena Aguirre Aybar. Nació en San Miguel de Tucumán, el 26 de octubre de 1938.

Desde temprana edad inició la carrera judicial, primero en los Tribunales de la Provincia y más tarde en los Tribunales Federales de Tucumán donde ocupó los cargos de secretario penal y fiscal federal N° 1 con competencia electoral.

Formó parte de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UNT, siendo profesor de la cátedra de Derecho Comercial I y vicedecano de la misma casa de estudios, así como también del Consejo de la Facultad de Derecho.

Incursionó en la actividad privada formando parte del Tribunal de Ética del Colegio de Abogados de Tucumán, fue miembro del Rotary Club y de la Sociedad Sarmiento. Durante 25 años formó parte del Servicio Sacerdotal de Urgencia, también del Movimiento Familiar Cristiano.

Su carrera profesional creció junto a la personal. Formó su hogar con Aida Saravia Leguizamón, fruto del cual nacieron cuatro hijos. Su dedicación a tamaña empresa lo llevó a ser recordado como marido, padre y abuelo ejemplar, verdadero modelo a seguir, parámetro que se extendió a sus amigos y a quienes lo conocieron. Bondad, rectitud y hombría de bien son virtudes difíciles de ostentar, sin duda fueron las que más resaltaron en él. Las obras en vida se cultivan en la tierra y se cosechan en el cielo.  

Por Carolina Mena Saravia

Comentarios

Otras Noticias