TUCUMÁN.- (Redacción Voces Críticas) La noticia que nadie quería escuchar: finalmente la cadena de supermercados Emilio Luque, hizo oficial el pedido de apertura del concurso preventivo de acreedores ante la Justicia comercial.

Según consignó Ámbito Financiero, “pidió un Plan Preventivo de Crisis para recortar gran parte de su plantilla de trabajadores que hoy supera a las 1.000 personas”. Además, estaría negociando vender varias de sus sucursales para alivianar sus deudas.

Mirá también

La deuda bancaría asciende a poco más de $1.500 millones, y tiene cheques rechazados por más de $153 millones.

La compañía, presidida por el tucumano Emilio Luque, tiene bajo su mando 19 supermercados distribuidos en las provincias de Tucumán (13), Santiago del Estero (4), Salta (1) y Catamarca (1). Desde la empresa informaron que estarían negociando desprenderse de las sucursales ubicadas en Tucumán, Salta y Catamarca.

Por el momento, los empleados que siguen trabajando y liquidando los stocks que hay en los locales, no cobraron ni el sueldo de junio y el aguinaldo.