SALTA.- Cuevas de Acsibi  es un accidente geográfico, distante a 15 km de la localidad de Seclantás dentro de los Valles Calchaquíes, en la provincia de Salta.  También llamado Valle de las Cuevas,  es el lugar donde se asentaba la tribu de los Malcachiscos, distante a pocos km del hospedaje de la Finca. Es uno de los secretos de este Valle Calchaquí, que merece ser explorado.

Su nombre Acsibi que en cacán significa "lugar de fuego" se debe a sus colores rojos intensos y a la gran cantidad de rayos que caen en el lugar en días de tormenta. Se han encontrado pipas antiguas hechas de cerámica muy fina intuyéndose que las comunidades de la zona, los Sichas y Malcachiscos, realizaban en el lugar ceremonias y rituales.

Mirá también

El valle, dotado de una geomorfología única y de gran valor arqueológico donde pueden encontrarse pinturas rupestres, con formaciones de arenisca inéditas (similares a una vela derretida) y una gran diversidad de colores que van del gris al rojo intenso, fue parte del Camino del Inca.

Este gran cañón natural, ofrece una muy buena ruta para la realización de trekking, donde las paredes de las quebradas van cambiando de formas hasta volverse cada vez más angostas formando túneles y cuevas.

La cuenca de Molinos, que por su caudal acuífero permanente produce una franja de suelos fértiles en un paisaje escarpado y árido,6​ fue aprovechado durante la época prehispánica por la tribu Malcachiscos, que, según estudios, indican un rango de ocupación para el sitio de entre 700 a.C y el 1500.

Acsibi, un auténtico viaje al centro de la tierra en Salta. Crédito: Sebastián Pani

Las comunidades que habitaron el valle durante los últimos siglos de ocupación prehispánica desarrollaron una compleja organización social, política y económica dentro de la cual la organización de la producción lítica constituyó sin duda parte de sus intereses.

Esa tribu Calchaquí fue una de las que encabezaron el alzamiento de 1630, luchando valientemente contra el invasor español.

Hoy habitan en el lugar pumas, llamas y cóndores, lo que por la fauna de la zona pueden verse con mucha facilidad.

El rojo intenso de las asombrosas formaciones de Acsibi. Crédito: Sebastián Pani

En estas cuevas rojizas únicas, pueden observarse los haces de luz que se cuelan entre las cavernas por intersticios mínimos y los cambios de coloración de las rocas mientras avanzan las horas hacia la tarde haciendo de este un lugar propicio para visitar y conocer.

El acceso a las cuevas

Cómo llegar

Las cuevas no poseen un fácil acceso ya que no se cuenta con ruta ni camino consolidado hasta el lugar.

Primeramente se deberá llegar a Seclantás por la Ruta Nacional Nº 40 y la Provincial Nº 33. Este pueblo se encuentra a 186 kilómetros de Salta, por Cachi. Y a 170 kilómetros por la variante "Los Colorados".

Una vez allí, desde la finca Montenieva (Seclantás, Salta) se accede por el lecho del río seco Montenieva, en vehículo 4x4 hasta llegar a un gran cañón en el que hay que dejar el vehículo y seguir a pie durante aproximadamente dos horas, dependiendo del estado físico y de los momentos de descanso que se necesiten. Otra manera de llegar desde la finca es a caballo.

Si pensás viajar

Finca Montenieva :  fidoaban@yahoo.com.ar. FB: Las Cuevas de Acsibi

 Seclantas, Salta

 fidoaban@yahoo.com.ar

+54 (0387) 154823030

+54 (0387) 155921000 

Fido Aban y su hijo René son los encargados de llevar a los turistas hasta los cañadones rojos de Acsibi, que están dentro de su propiedad. La excursión dura alrededor de cinco horas, incluye almuerzo. En su chacra, a unos pocos kilómetros de Seclantás también tienen alojamiento básico

Elementos importantes para llevar

Las elevadas temperaturas y el sol no perdonan. Lleven gorro, camiseta manga larga, protección solar y agua.

La excursión

 Se puede acceder en vehículo 4X4 y luego seguir con una caminata de 4 horas en un lugar dibujado por una geomorfología única, con una diversidad de colores y formas.

A solo 15 km de nuestra finca

Fido los guiara para descubirlas

Con almuerzo en campo

Duración: 8 horas aproximadamente