En Nueva York, el líder de la familia criminal Gambino, Francesco 'Franky Boy' Cali, ha sido asesinado a tiros la noche de este miércoles frente a su casa en el distrito de Staten Island.

La prensa local informa que Cali, de 53 años, recibió seis disparos en el pecho y fue atropellado por la camioneta en la que se desplazaban los atacantes, quienes se dieron a la fuga. La Policía ha iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias del crimen.

Mirá también

Cali tomó el control de la familia Gambino en 2015. Este clan es uno de los cinco que integran la mafia siciliana en Nueva York. El asesinato de 'Franky Boy' es el primero en décadas de un jefe mafioso en esa ciudad estadounidense y el de mayor perfil en la familia Gambino, desde que en 1985 John Gotti ordenase matar al entonces líder Paul Castellano para tomar el poder de la organización.

Fuentes policiales citadas por New York Post describieron a Cali como un "jefe tranquilo de la vieja escuela", que intentaba en la medida de lo posible, evitar llamar la atención. Entre 2008 y 2009 cumplió una condena de 10 meses de prisión por un delito de extorsión.

Las fuentes además señalaron que, según los códigos de la mafia, el asesinato de 'Franky Boy' puede considerarse como una "falta de respeto" debido a que el crimen tuvo lugar cerca de su casa. "Incluso Gotti [en 1985] mostró más respeto", ya que el homicidio de Castellano se perpetró en Manhattan, agregaron.

Las actividades delictivas de la mafia siciliana prosperaban a mediados del siglo XX, cuando sus familias integrantes controlaban casi todo el crimen organizado en Nueva York. Después de una serie de importantes operativos del FBI llevadas a cabo en las décadas de 1980 y 1990, muchos líderes de la mafia recibieron largas sentencias de prisión, desde entonces la influencia de esas familias ha disminuido drásticamente.

Sin embargo, el asesinato de Cali se produce cuando Nueva York ha experimentado un resurgimiento en la actividad de la mafia en los últimos meses.